El sector de las placas base sigue la tendencia bajista del sector PC, y eso significa que en 2017 se han perdido ventas de diversos componentes, incluidas las placas base. Los envíos de ellas desde fábrica habrán descendido de los 45 millones en 2017, frente a los 50 millones que se vendieron en 2016, y la tendencia seguirá en 2018.

La compañía que más placas base está vendiendo es ASUS, que mantiene el 60 % del mercado entre China, Europa y EE. UU., seguida por Gigabyte. Esta última verá sus ventas descender hastar las 13 millones de unidades, siguiendo un 2016 en el que el aumento del coste de ciertos componentes le afectó, así como las fluctuaciones del cambio de divisas.

ASUS tiene el 70 % del mercado de las placas base X299, pero también el 70 % de las placas base para los procesadores Ryzen. Aunque la situación de Gigabyte se esté deteriorando, se espera que el sector de las tarjetas gráficas mantenga los ingresos de la compañía, vendiendo en torno a las 3.4 millones de unidades en los tres primeros trimestres de 2017, un volumen similar a los que vendió en todo 2016.

Vía: Guru3D (2), Guru3D.