Razer mantiene una amplia gama de periféricos para juegos, y entre ellos destaca el Lancehead Tournament Edition. Es el ratón más refinado de la compañía, orientado a los que juegan a nivel semiprofesional o profesional a juegos de disparos en primera persona (FPS) como Overwatch o Counter Strike: Global Offensive. O simplemente para aquellos que quieren el mejor ratón del mercado para jugar a ellos.

Es un ratón con un precio de 90 euros en la tienda en línea de Razer, aunque se puede encontrar algo más barato en otras tiendas de internet, sobre los 80 euros. También está disponible en versión inalámbrica, bastante más caro ya que su precio ronda los 150 euros. Por lo demás, son versiones similares en cuanto a diseño y especificaciones.

Diseño y características

Lancehead Tournament Edition es un ratón fabricado en el habitual plástico de alta calidad que usa Razer en sus productos, con un tacto un poco más refinado que otros ratones, pero prácticamente idéntico. Está diseñado para su uso por diestros y zurdos, contando con dos botones en el lateral derecho, dos en el izquierdo y otros dos en la parte superior.

El ratón tiene un tamaño de 117 × 71 × 38 mm y un peso de 104 g. La forma es bastante ergonómica, y adaptada más bien para aquellos que tengan un agarre con la palma o tipo garra, y no tanto para los que cojan el ratón con las yemas. Dispone de un sensor óptico 5G de 16 000 PPP, que es mucho más que suficiente para mover el ratón de un lado a otro de una disposición de tres pantallas. Generalmente estos sensores no se aprovechan casi nada por los usuarios, aunque incluirlos en los ratones significa que serán altamente precisos.

313567 bytes 338905 bytes 248790 bytes 425979 bytes 454760 bytes 428008 bytes 419772 bytes 364640 bytes 309216 bytes 375124 bytes 383378 bytes 339185 bytes 388826 bytes 229789 bytes 259347 bytes 216460 bytes

Razer incluye en los botones principales unos interruptores mecánicos desarrollados junto a Omron. La rueda central dispone de un tacto agradable y un desplazamiento preciso, con una textura mucho más rugosa que la usada con otros ratones de la compañía. Aun así resulta agradable de usar. El ratón dispone de un cable de 2.1 m recubierto de tela trenzada, y termina en un conector USB.

La iluminación Chroma, marca de la compañía, se centra en las bandas laterales, la rueda y el reposapalma, totalmente personalizable. Los laterales disponen de una goma antideslizante, que después de unas horas de juego en pleno verano puedo afirmar que cumplen bien su función. El diseño general del ratón es muy bueno, y las características acompañan muy bien al uso del ratón. En la parte inferior del ratón hay un botón para cambiar entre cuatro perfiles de teclas para usarlo en equipos que no tengan Synapse 2.0 instalado.

134630 bytes 149673 bytes 141064 bytes

Software

El apartado en el que más destaca Razer sobre su competencia del concurrido sector de los periféricos para juegos es en el del software. Synapse 2.0 es la aplicación desde la que se gestionan todos sus dispositivos, y lo hace con un conjunto de opciones muy completas. Razer está trabajando en Synapse 3.0, que remozará su aspecto y añadirá algunas características adicionales, siendo los Lancehead los primeros en ser compatibles con ella.

Se puede modificar la acción de cada botón, asignarlos a acciones multimedia, arranque de juegos o macros, y otras opciones interesantes. Permite ajustar la aceleración del ratón así como la tasa de muestreo entre 125, 500 y 1000 Hz, y el ajuste de la sensibilidad se puede hacer por separado para cada eje. En el programa se puede crear varios perfiles de configuración distintos, que resulta muy útil por ejemplo si usas el ratón en monitores de distinta resolución o si compartes el equipo con alguien.

La iluminación cabe mención especial, porque las franjas laterales incluye siete ledes que se pueden ajustar de manera individual, además de la iluminación del reposapalmas y el de la ruedecilla. Se pueden crear todo tipo de efectos, como ciclo de colores, arcoíris, fijo o parpadenate, entre otros. Es totalmente personalizable, y en este ratón la iluminación me resulta mucho más brillante que en otros ratones de Razer, lo cual se agradece durante el día.

La herramienta también dispone de una sección de estadísticas y mapas de calor en el que se muestra, por ejemplo, el número de veces que se han pulsado las teclas o la distancia medida de pulsación, por dónde se ha pasado el ratón por la pantalla, o las teclas más pulsadas en un juego determinado.

139802 bytes 125939 bytes 128270 bytes 76008 bytes 113455 bytes 107311 bytes 137888 bytes 110715 bytes 139947 bytes 219917 bytes

Conclusión

Razer lleva bastantes años dando mucho que hablar en el mundillo de los periféricos para juegos. Muchas veces los que se quejan de la compañíase centran en el precio de sus productos, pero no es algo que suela valorar negativamente salvo que un producto sea un robo a mano armada. En el caso del Lancehead Tournament Edition, los 90 euros pueden resultar un precio elevado, pero para nada es un precio alocado.

Las características del ratón, empezando por su cuidado diseño y buen tacto, se ven bien acompañadas de un sensor preciso de 16 000 PPP. Como suelo decir, no es un sensor que mucha gente le vaya a sacar provecho, pero tiene la ventaja de que vuelve al ratón mucho más preciso que otros de 4000 a 6000 PPP. Un aspecto que destacaría de este ratón son las almohadillas antideslizantes de la parte inferior, porque cumplen a la perfección su función. No he probado muchos ratones que se deslicen con la suavidad que lo hace el Lancehead Tournament Edition.

La combinación de un diseño elegante, buen tacto, uso para diestros y zurdos, buen sistema de iluminación, y el mejor software de configuración hacen que el Lancehead destaque por sí solo. Quizás no sea para cualquier usuario que juegue a titulos de FPS ya que también intervienen los gustos de cada uno o la forma de cada cual de coger el ratón, pero si estás buscando ratón nuevo, al menos estás obligado a probarlo antes de tomar una decisión.

Recomendado Geektopia

Puntuación

9.5

sobre 10

Lo mejor

  • Sensor de 16 000 PPP altamente preciso.
  • Se desliza casi sin querer.

Lo peor

  • Un producto que pocos lo van a exprimir al cien por cien.