Nfortec, uno de los últimos fabricantes de periféricos y componentes de PC, inicio su andadura hace unos meses en el sector de las cajas con tres modelos distintos. Una de ellas ya la analicé cuando se puso a la venta oficialmente, la Scorpius, que cuenta con paneles laterales de cristal y un aspecto exterior bastante atractivo. Ahora toca el turno a ver qué es lo que ofrece sobre los 50 euros, que es un punto de gasto habitual para equipos entre 500 y 1000 euros.

La que voy a analizar es la Perseus, de 53.90 euros, orientada sobre todo a consumidores que necesiten instalar multitud de discos en su equipo, ya que dispone de siete bahías para discos duros de 3.5 pulgadas.

Desembalado

El embalaje de cartón de la Perseus proporciona la información básica de la caja, y la protege adecuadamente, aunque no es una caja que sea endeble. Mide 493 x 450 x 205 mm —al. x pr. x an., y pesa en torno a los 4 kg, que tampoco la harán difícil de transportar.

La caja viene recubierta de una bolsa, y la ventana lateral está protegida por ambos lados unos plásticos para evitar que se ralle —y es de acrílico, por lo que hay que tener un poco de cuidado en el montaje—. Todo el frontal y parte superior de la caja también son de plástico, y vienen igualmente protegidos.

164704 bytes 156683 bytes 146997 bytes 122591 bytes 116726 bytes 111532 bytes

El aspecto exterior es sencillo, con una pequeña ventana lateral que podría haber sido mayor para dejar ver más el interior, pero que es adecuada para su precio de 54 euros. La estructura es de acero, y la tapa frontal y la superior se pueden quitar fácilmente, en esta última es en la que se sitúan los conectores.

Incluye dos USB 3.0, un USB 2.0, dos conectores de 3.5 mm para micrófono y auriculares, lector de tarjetas SD y micro-SD —usa un cabezal USB, por lo que la placa base necesita tener dos cabezales USB, y algunas H110 baratas solo tienen uno—, y los botones de encendido y reinicio.

91744 bytes 118155 bytes 100449 bytes 74337 bytes 92396 bytes 97108 bytes 73677 bytes 132175 bytes 132986 bytes 127652 bytes 173160 bytes 135672 bytes 161453 bytes 193772 bytes 138945 bytes 150702 bytes 121755 bytes 214655 bytes

El acabado del frontal emula al aluminio cepillado, y en general queda elegante. El logo de Nfortec se sitúa en la parte frontal inferior, un logo en blanco y negro, discreto. En torno a estas zonas hay una serie de huecos de ventilación, que como se verá después, también dejan salir la luz azul de los tres ventiladores de 120 mm que tiene preinstalados.

La caja dispone de filtros de aire para la fuente de alimentación, y en la parte superior se puede situar un radiador de 240 mm de circuito cerrado de refrigeración líquida. La caja no está preparada para sistemas de circuito abierto porque no tiene hueco para una bomba. Como punto de ventilación adicional, se puede colocar otro ventilador de 120 mm en la parte inferior de la caja.

109968 bytes 121627 bytes 138004 bytes 141900 bytes 126615 bytes 126990 bytes 135000 bytes 183287 bytes 87516 bytes 140131 bytes

Dispone de espacio para colocar hasta siete discos duros de 3.5 pulgadas —o discos de 2.5 pulgadas—, que es lo que puede llamar la atención a ciertos usuarios. También incluye en la parte superior tres bandejas para unidades de 5.25 pulgadas, pero no tienen acceso desde el exterior. La explicación es que es el mismo diseño interior que la Pegasus, otra caja de Nfortec, que sí que tiene ese acceso externo a esas bahías de 5.25 pulgadas.

Se puede retirar una placa de sujección para tres discos retirando tres tornillos moleteados, que será buena idea para mejorar la entrada de aire desde el frontal. Con eso le llegará el aire directamente a la tarjeta gráfica, y a la placa base, y esta caja dispone de anclajes para placas ATX, micro-ATX y mini-ITX. Nfortec proporciona la caja con la tornillería adecuada para su ensamblaje, así como las siete bandejas para discos.

Montaje

La Perseus es un modelo de caja de PC sencillo, pero con múltiples posibilidades para equipos con medianos requisitos de refrigeración. Dispone de una amplia zona para la gestión de cables, y diversos puntos de sujeción para afianzar los cables con bridas. En la zona del cable de alimentación de la placa base no hay agarres, y es algo que echo en falta, pero en general hay zonas suficientes de agarre para las bridas.

Las zonas de paso de cables a la parte principal no están protegidas con gomas, algo de cajas más caras, pero no debería resultar un problema. Como se ven en las imágenes, no hay mayor problema a la hora de dejar un interior despejado para un correcto flujo de aire entre el frontal y la zona de expulsión.

175777 bytes 159223 bytes 208024 bytes 245982 bytes 247331 bytes 238213 bytes 304015 bytes 276819 bytes 306390 bytes 200787 bytes 316661 bytes 261194 bytes 267898 bytes 176441 bytes 187891 bytes 259337 bytes 237656 bytes 238528 bytes 118212 bytes 84739 bytes 231387 bytes 89296 bytes

Si se llena de discos duros el frontal, es recomendable poner el ventilador de 120 mm adicional en la parte inferior para que pueda llegarle aire fresco a la tarjeta gráfica, y si es posible comprarla de tipo turbina para que se expulse todo el calor generado por esta directamente por la parte exterior.

Una vez montado el equipo, la iluminación de los ventiladores queda sensacional, aunque la ventana de la caja es un poco más opaca de lo que me gustaría, por lo que no se aprecia bien el interior de la misma. En general es una caja de montaje sencillo, sin puntos negativos.

Pruebas

El equipo de pruebas montado incluye un fuente Enermax Revolution X't II, un procesador Core i5-6400, una Radeon 7970 de 4 GB —curiosamente la única que tenía a mano en el momento del montaje, cuando suelo tener una decena de tarjetas en el local normalmente—, y una refrigeración Enermax ETS-N30R-TAA con un ventilador de ledes azules que combinan bien con los ventiladores azules. Es una combinación buena para el tipo de caja que es, ya que es un procesador de 45 W.

Con un sistema de tres ventiladores para un muy vendido Core i7-7700K con una subida de frecuencias ligera es más que suficiente, aunque todo dependería de lo sobrecargado de discos duros que esté el frontal de la caja. Además que, con la refrigeración elegida y usando la pasta térmica que viene con ella, el procesador de partida funciona a bajas temperaturas.

Para las pruebas, he tomado temperaturas de la CPU, GPU, y el SSD situado en la parte frontal de la caja, en la zona de gestión de cables. Para las pruebas he partido de temperaturas de reposo y se ha dejado en ejecución los programas durante al menos media hora.

ReposoFurmarkCPU en cargaOfimáticaWoWAshes of the Singularity
CPU30 ºC52 ºC47 ºC40 ºC45 ºC47 ºC
GPU34 ºC76 ºC35 ºC32 ºC65 ºC66 ºC
SSD31 ºC37 ºC39 ºC38 ºC36 ºC38 ºC
Expulsión32 ºC38 ºC34 ºC32 ºC36 ºC37 ºC

Los valores son buenos y en torno a los valores habituales que deberían tener los componentes, teniendo en cuenta que la habitación estaba a unos 26 ºC, y apretando el calor cada vez más.

En cuanto al nivel de ruido, en reposo la configuración no supera los 32 dBA medidos a un metro de distancia de la caja, con un ruido de fondo de 30 dBA. A carga completa, con los tres ventiladores que vienen de serie, tampoco se puede decir que haga un ruido excesivo el equipo, ya que se sitúa en unos 35 dBA. Los ventiladores de serie hacen bien su función de mover el aire caliente —convección— aportando un nivel de sonoridad bajo.

Conclusión

La Perseus de Nfortec es una caja que está orientada a los que tengan necesidad de incluir en sus equipos múltiples discos duros. Dispone de bandejas hasta para siete, y en zona directa de la refrigeración frontal. Pero si se llena hasta arriba de discos duros, y si están todos en uso, al resto del equipo le llegaría aire ya recalentado, por lo que sería aconsejable aprovechar el punto de instalación de un ventilador inferior.

El diseño externo es bueno, aunque la ventana lateral se hace un poco pequeña, y no deja ver bien el interior del equipo, incluso si se instalan tiras de ledes o ventiladores con iluminación como los que incluye de serie. Pero en general, permite un montaje sin sobresaltos, se puedne instalar multitud de discos duros, y tiene suficientes puntos de anclaje para refrigeración como para tenerla en cuenta a la hora de montar un equipo nuevo.

Puntuación

8.0

sobre 10

Lo mejor

  • Buen diseño exterior.
  • Lector de tarjetas incluido.
  • Tres ventiladores de serie con iluminación.

Lo peor

  • Llenar de discos duros el frontal bloquea el paso de aire.
  • Un poco justa para refrigeración líquida.