Un problema habitual en cualquier sistema es el de la pérdida de rendimiento por el procesamiento de las llamadas que se le realizan. Es aplicable por ejemplo a las telecomunicaciones, en el que la información que se intercambia lleva unas cabeceras que hay que procesar y que indican por ejemplo qué carga portan y hacia dónde van, pero también a las tarjetas gráficas y las solicitudes que reciben de dibujar en pantalla algún objeto. Es lo que se llama sobrecoste (overhead) de cualquier solicitud.

Futuremark ha añadido a Vulkan a su test de sobrecoste de las llamadas a las librerías gráficas. Sustituye a la prueba de Mantle, que todavía estaba en 3DMark, ya que además Vulkan es su heredera aunque esté desarrollada por Khronos Group en vez de por AMD. Esta prueba es simplemente una sucesión de escrituras por pantalla de una cantidad enorme de polígonos hasta que se mantenga en torno a los 30 FPS.

En ese momento se calculan las llamadas totales a la API que se realizan durante un periodo de tiempo, para ver la diferencia de procesamiento o sobrecoste de cada API. Por ejemplo, en The Tech Report ponen de ejemplo que un 4790K con una R9 290X realiza 18.2 millones de llamadas de escritura a Vulkan, mientras que a DirectX 12 pueden realizarse 19 millones. No es una prueba que se realice habitualmente para comparar tarjetas gráficas ya que no es un escenario realista, pero es interesante para ver diferencias entre las diferentes API existentes.

Vía: The Tech Report.