Con los Ryzen 7 todavía dando de lo que hablar, ha aparecido la posible hoja de ruta de la compañía hasta 2018. La próxima generación de procesadores de la compañía para equipos de sobremesa en formato PGA —matriz de rejilla de pines— seguirá contando con hasta ocho núcleos físicos Zen, que serían la segunda iteración o Zen 2. AMD mantendrá en 2018 los actuales chipsets Promontory.

Las APU de generación Raven Ridge contarán con hasta cuatro núcleos Zen, y llegarán este año, pero el próximo se verán renovadas, y estarán disponibles tanto en formato PGA para sobremesa como BGA —matriz de rejilla de bolas— para soldarlos a placa en portátiles y mini-PC.

De las dos trasparencias que conformarían esta hoja de ruta de AMD, en 2018 también habrá una serie de APU para el mercado mayoritario que contarían con cuatro núcleos Zen y once núcleos Vega. Si se refieren por núcleos a unidades de cómputo, una RX 460 incluye catorce unidades de cómputo, por lo que de incluir once de ellas sería la tarjeta gráfica integrada más potente, y con diferencia.

/storage/geek/posts/2017/03/15/amd-pinnacle-ridge-raven-ridge.jpg
Ampliar t
/storage/geek/posts/2017/03/15/amd-zen2-pinnacle-ridge.jpg
Ampliar t

Vía: Videocardz.