Hace unos días llegaron noticias de un posible problema en el planificador de hilos de Windows 10 para los Ryzen que haría que el sistema operativo no asignara las cargas de trabajo correctamente a los núcleos físicos más potentes por encima de los lógicos adicionales. AMD ha estado investigando la información, pero finalmente no ha encontrado indicios de que el planificador esté fallando.

Esto es un serio jarro de agua fría puesto que se hace evidente que al desactivar SMT el comportamiento en juegos de los procesadores Ryzen es superior, como ya comprobé personalmente hace unos días. Además, AMD ha investigado las diferencias de rendimiento entre Windows 7 Windows 10, y se pueden deber simplemente a las diferencias de arquitectura entre ambos.

Va un paso más allá al asegurar también que SMT está funcionando bien en juegos, y que no hay pérdida de rendimiento al tenerlo activado. Pone encima de ejemplo Hitman, entre otros, para el cual he podido constatar de primera mano que sí hay diferencia de rendimiento al tenerlo activado y desactivado, y que se muestra en la siguiente tabla. AMD ha indicado que ve oportunidades de mejora del uso de la arquitectura Zen en el código fuente de los juegos, identificando algunos cambios sencillos que pueden hacer los desarrolladores.

Hitman, GTX 1080, 1080p, ajustes en ultra
Core i7-6700K
3000 MHz
88,838268792711% 100% 117
131,7
Ryzen 7 1700
2667 MHz sin SMT
70,387243735763% 79,802581624905% 92,7
105,1
Ryzen 7 1700
2667 MHz con SMT
68,716780561883% 74,715261958998% 90,5
98,4
Ryzen 7 1700
2133 MHz con SMT
63,325740318907% 69,476082004556% 83,4
91,5
DirectX 11
DirectX 12

Resumiendo, AMD ha dicho básicamente que no hace falta volver a pasar las pruebas de rendimiento en juegos de sus procesadores, y que los resultados que se han estado viendo son los definitivos. Por tanto, ante esta situación un Core i7-7700K es mejor que un Ryzen 7 1700 en juegos a 1080p y QHD, y un Core i7-7700 es una buena opción más barata para 1080p. Podéis comprar Intel tranquilamente si vais a montaros un equipo para juegos.

Solo se me ocurre que al tener SMT activo se esté incurriendo en algún tipo de limitación térmica, y por tanto los hilos en un Ryzen 7 1700, que van de 3 a 3.7 GHz, trabajen un menor tiempo a frecuencias altas. Podría ser también que usen los subnúcleos lógicos de forma distinta la caché, pero eso entraría dentro de la respuesta de AMD de que "funciona según lo esperado". En pruebas genéricas de computación, puesto que no depende de la tarjeta gráfica, estaría dando altos resultados por mera fuerza bruta basada en el número de núcleos, que muchas veces no necesitan una alta potencia por núcleo sino una gran cantidad de ellos.

Increíblemente, el monopolio de Intel se va a perpetuar y pronostico que no habrá bajadas de precios de sus procesadores en bastante tiempo. Ahora solo queda la última esperanza en forma de los Ryzen 5, pero visto lo visto no sé qué esperar de ellos.

Vía: TechPowerUp.