GlobalFoundries es una de las fundiciones de chips con las que trabaja AMD, y con la que lo hace más estrechamente. Su creación data de cuando AMD optó por externalizar la producción de chips para abaratar costes. Recientemente ambas compañías llegaron a un acuerdo multianual por el cual GlobalFoundries fabricará los chips a 7 nm de AMD, y le supondrá un coste total de inversión de 335 millones de dólares.

Una vez en situación, GlobalFoundries va a crear su primera fundición en China, que estará situada en Chengdu, y que se centrará en la creación de obleas de 300 mm de diámetro. En este caso no es especialmente interesante porque se va a orientar a la fabricación de chips a 130 y 180 nm con un proceso de fabricación de silicio sobre aislante totalmente descargado (FD-SOI), en una colaboración con el gobierno chino.

Más interesante es la ampliación de un 20 a 40 % de sus fundiciones de EE. UU., Singapur y Alemania. La fundición de Nueva York aumentará su producción un 20 % para el proceso de 14 nm LPP low power plus, segunda generación del proceso de fabricación—, y en esa fundición también se fabrican chips a 28 nm y los futuros a 7 nm. La capacidad actual es de 60 000 obleas iniciadas al mes, y se completará la expansión a principios de 2018. La producción a 7 nm empezará en el segundo trimestre de 2018.

El resto de fundiciones se centran en procesos a 28 nm a 130 nm para otros usos y clientes varios.