Cuando uno mira las campañas de mecenazgo, a veces no sabría cómo clasificarlas. Primero lo haría por un me interesa o no me interesa. Dentro de las que me pueden interesar, utilizaría una valoración bastante más compleja con la que no quiero aburrir. VUE VR Treadmill le pondría la clasificaciónde "por fin lo han hecho".

La empresa china VueTech ofrece una forma de llevar más lejos la experiencia de la realidad virtual, con una plataforma deslizante omnidireccional, un soporte superior para mantenerse en el centro y calzado para poder moverse por la misma. El resultado es poder introducirse en aplicaciones de realidad virtual de primera persona, desplazándose por el escenario con completa libertad y sin necesidad de mandos, para así introducirse completamente dentro del escenario. Realmente no ofrecen nada nuevo, pero sí lo hacen con un tamaño más compacto de lo visto hasta ahora en sistemas similares. Y un precio mucho más razonable.

El conjunto tiene un diámetro de 120 cm y una altura de 220 cm compatible con personas de hasta 2 metros y con peso superior a 140 kg. Para la detección de movimiento utiliza tres giroscopios, tres acelerómetros y tres magnetómetros. Con todo esto se puede correr, caminar, saltar, agacharnos o sentarnos dentro del mundo virtual escogido, manteniendo libres las extremidades, utilizando brazos y piernas de manera natural para desplazarnos o sujetar cualquier periférico, como armas simuladas. Indican que la plataforma está fabricada de un material especial, al igual que el calzado, para ofrecer cierta fricción y no dar la sensación de caminar sobre hielo.

Es cierto que viendo los videos de la campaña en Indiegogo los movimientos no se ven del todo naturales y los saltos están limitados a un pequeño bote, por lo que necesitaría de cierto periodo de adaptación. Pero si la campaña tiene éxito no se tardaría mucho en ver sistemas más grandes y que den una mayor libertad de movimiento con un precio aceptable, ya que la inmersión que ofrece en juegos de primera persona tiene que ser, simplemente, espectacular.

El coste de este periférico se sitúa en los 299 $ para los primeros cinco compradores, 399 $ para los diez siguientes y 499 $ para los cincuenta posteriores. A partir de ahí, su precio se situaría en 550 $ en plena campaña de Indiegogo y 699 $ en la página oficial. Si alguien se anima, los gastos de envío estimados a España se sitúan entre 175 $ y 275 $.

Vía: Indiegogo.