Tesla está haciendo enormes progresos en el terreno de las energías renovables, centrados en sus coches eléctricos y en su sistema de paneles solares y baterías para almacenar el exceso de electricidad que generan. Como microproyecto han creado junto a la recién adquiridad SolarCity en una isla de la Samoa Estadounidense una pequeña red de 1.4 megavatios, con un almacenamiento de 6 MWh consistente en 60 Powerpacks de Tesla.

La isla de Ta'u se encuentra a más de 6400 kilómetros de la costa oeste de los EE. UU., y la red instalada es suficiente para dar cobertura a las necesidades de sus poco más de 800 habitantes y las infraestructuras relacionadas, como el colegio, el hospital o el instituto. De esta forma han eliminado su necesidad de fuentes de energías sucias como los generadores diesel.

Vía: The Next Web.