Tesla llevaba unos días anunciando que tenía una sorpresa guardada, y finalmente la ha desvelado. Una entrada en su blog oficial y unos tuits de su director, Elon Musk, han dado a conocer que dentro de poco todos los vehículos producidos a partir de ahora por Tesla serán vehículos completamente autónomos.

Ocho cámaras alrededor del coche para proveer una visión de 360 grados hasta a 250 metros, doce sensores de ultrasonidos para complementar la visión y detectar todo tipo de objetos hasta a 500 metros, un radar en la parte frontal del coche para situaciones meteorológicas adversas y la red cálculo de la empresas hacen posible que los Tesla puedan conducir por sí mismos.

El centro neurálgico es una computadora 40 veces más potente que la de las generaciones anteriores, que utiliza una red neuronal desarrollada por Tesla para realizar las tareas de aprendizaje profundo para el reconocimiento de lo que ven sus cámaras y otros sensores.

Como curiosidad, Elon Musk ha dado a conocer en su cuenta de Twitter que, además, los coches serán capaces de buscar y aparcarse solos en estacionamientos permitidos, y volverán junto al conductor simplemente llamándolo desde la aplicación del teléfono —"Kit, te necesito"—. También ha dado a conocer que pronto mostrarán un vídeo de la conducción autónoma en un ambiente urbano bastante más complejo que el mostrado en el vídeo de ejemplo.

Veremos qué dice el gobierno alemán a raíz de esta presentación, el cual pedía a la compañía retirar el término de piloto automático de la publicidad por considerarlo engañoso.

Fuente: Tesla.