Dotar de movilidad a las gafas de realidad virtual es algo que por el momento no pasa por crear gafas inalámbricas. Al menos si se quiere jugar con la calidad de imagen y tasas de refresco a las que pueden llegar los PC. Por eso en los últimos meses empresas como Alienware han mostrado sus mochilas-PC para dotar de esa movilidad a los usuarios.

HP tiene su mochila, y MSI tenía un prototipo que ha decidido cambiar al presenta la VR One. Esta mochila tiene un diseño bastante distinto, que pasa de un diseño muy compacto y más abultado a otra más fina y ligera. MSI indica que pesa 3,6 kg, y proporciona más de 90 minutos de juego en una sola carga gracias a las dos baterías que incluye. Además incluye una tarjeta gráfica serie 10 de Nvidia no especificada, que seguramente sea una GTX 1060 por su consumo.

También prometen que el equipo no supera los 40 dB para jugar sin que moleste en exceso el ruido, utilizando un bloque de refrigeración con nueve tubos y dos ventiladores de 90 mm. La mochila se puede utilizar como un PC normal, y si se retiran las baterías (se pueden cambiar en caliente) el peso del equipo se sitúa en los 2,2 kg, y posee indicadores visuales del estado de su carga. Dispone de cuatro puertos USB 3.0, uno Thunderbolt 3 con USB tipo C, conector de audio de 3,5 mm, y salida HDMI y mini-DisplayPort.

101748 bytes 94103 bytes 22570 bytes 46639 bytes

Vía: Nota de prensa.