El juicio sobre el uso de código Java en Android por parte de Google llegó a su fin el pasado mayo, fallando el jurado a favor de la empresa de Mountain View. Esto significa que no solo Oracle no consigue la compensación que buscaba, si no que habrá de desembolsar 9.000 millones de dólares. Sin embargo, esto no ha supuesto el fin de la guerra.

Google ha interpuesto una demanda judicial contra Oracle y los abogados que representan a esta, Orrick, Sutclffe & Herrington. La razón no es otra que la revelación de información confidencial de Google por parte de Annette Hurst, abogada de este bufete. La letrada desveló que Google pagó a Apple 1.000 millones de dólares en 2014 para mantenerse como el buscador por defecto de iOS, lo cual se hizo público al denegar el magistrado la solicitud de Google de mantener en secreto la transcripción de la audiencia.

Según el acuerdo, Apple recibe una parte de los ingresos generados por el buscador los cuales, en el periodo mencionado, ascendieron a 22.000 millones de dólares en beneficios. Uno de los abogados de Mountain View le indicó al juez que la cifra es hipotética, siendo además un dato sensible, por lo que solicitó que se tachase, solicitud que fue admitida por el tribunal.

La decisión del juez aún puede tardar unas semanas, pero no es la única solicitud hecha por Google ante los tribunales relativa a este caso. La compañía también ha presentado una solicitud para que Oracle les reembolse 3,9 millones de dólares en costas, las cuales desglosan en 1,8 millones por la gestión de documentación para el caso, casi 300.000 en costes de transcripción y más de 1,8 millones en pagos a un experto designado por el tribunal.