Un año después de presentar su SSD más pequeño, Samsung ha puesto a la venta la versión actualizada Portable SSD T3. Es uno de los SSD externos más pequeños que hay actualmente en el mercado, y que suele ser una gran opción para usar con consolas, pero también con dispositivos Android, y obviamente también con PC.

Esta familia de SSD incluye memoria V-NAND TLC de 48 capas, uno de los motivos por el que los precios de este tipo de discos están bajando de precio con respecto a los SSD de la generación anterior que se producían con unas pocas capas por limitaciones tecnológicas. Puesto que el coste de fabricación es el mismo los produzcas en siete capas que en 48, al permitir producir más gigabytes al mismo precio es un notable abaratamiento de costes.

Samsung lo pone a la venta en capacidades de 250 GB (129 $), 500 GB (219 $), 1 TB (429 $) y 2 TB (849 $). Tiene un tamaño de 7,25 x 5,75 x 1 cm y pesa tan solo 51 gramos. Incluye un controlador Samsung MEX y un controlador USB 3.0 a SATA3 ASMedia ASM1153E. Posee encriptación AES-256 por hardware, y las velocidades de lectura y escritura secuencial alcanzan los 450 MB/s.

El cambio más llamativo es que incluye un conector USB Type-C (el cable incluido es Type-A a Type-C), y la anunciada resistencia a caídas. Mejora la inicialización del disco T1 ya que ahora viene con una única partición exFAT, y visible para el sistema operativo sin tener que instalar ninguna aplicación para inicializarlo como ocurría con el Portable SSD T1.

Vía: Tech Power Up.