Qualcomm tendrá buena dosis de protagonismo en el Mobile World Congress dentro de un par de semanas gracias a que los teléfonos insignia de las compañías incluirán el Snapdragon 820, por lo que ha preferido introducir esta semana tres nuevos procesadores, destinados a teléfonos de gama media.

Por un lado está el Snapdragon 425, una nueva versión actualizada del Snapdragon 410, que mejora su velocidad LTE a Cat. 4 (150 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida), mejor capacidad de decodificación de vídeo, y una GPU actualizada Adreno 308. Mejoras marginales.

El Snadpragon 435 es un chip más interesante, ya que aumenta sus núcleos de cuatro a ocho, aunque todos funcionan a 1,4 GHz con GPU actualizada Adreno 505, capaz de mover pantallas 1080p y cámaras de 21 megapíxeles. Integra LTE Cat. 7 (300 Mbps de bajada y 100 Mbps de subida), y al igual que su hermano pequeño, están hechos con un proceso de fabricación a 28 nm LP.

Por último, el Snapdragon 625 es una renovación del Snapdragon 615, que incluye ocho núcleos a 2.0 GHz y GPU Adreno 506, pero que en este caso está fabricado con un nodo de 14 nm FinFET LPP, por lo que debería aportar importantes mejoras de consumo con respecto al 615. Integra también LTE Cat. 7 con memoria LPDDR3 a 933 MHz, por lo que será una elección para los teléfonos de gama media y media-alta. Es el primer chip fuera de la gama alta que utiliza un más costoso proceso de fabricación FinFET a 14 nm.

Todos estos chips se podrán encontrar en teléfonos que se pongan a la venta entre el segundo y tercer trimestre de 2016.

Fuente: Qualcomm. Vía: AnandTech, Qualcomm.