Un año después de presentar su SSD más pequeño, Samsung ha llegado al CES 2016 con una nueva versión Portable SSD T3. Es uno de los SSD externos más pequeños que hay actualmente en el mercado, y que suele ser una gran opción para usar con consolas, pero también con dispositivos Android, y obviamente también con PC.

Samsung lo va a poner a la venta en capacidades de 250 GB, 500 GB, 1 TB y 2 TB, y ésta última versión tiene un peso de tan solo 51 gramos, con un tamaño de 7,25 x 5,75 x 1 cm. Incluye mismo soporte a encriptación AES-256 por hardware, y las velocidades de lectura y escritura secuencial alcanzan los 450 MB/s sobre USB 3.0 (también llamada USB 3.1 Gen1, no confundir con el auténtico USB 3.1 de 10 Gbps que es Gen 2).

El cambio más llamativo es que incluye un conector USB Type-C (el cable incluido es Type-A a Type-C), y la anunciada resistencia a caídas. Si es como el Portable SSD T1 (que tiene toda la pinta de que sí), antes de usarlo en otros dispositivos hay que inicializarlo desde un PC, momento en el que se podrá usar con una Xbox One por ejemplo. Estará disponible a partir de febrero en EE. UU., Europa, China y Corea del Sur, por un precio aún por determinar.

79349 bytes 76122 bytes 52423 bytes 95335 bytes 69833 bytes 45360 bytes 60062 bytes

Vía: AnandTech.