La última cifra de base de instalaciones de Windows 10 que dio Microsoft fue de 110 millones de equipos que funcionaban con esta versión, y es de principios de octubre. Ahora Microsoft ha dado una nueva cifra, coincidiendo con su presencia en el CES de Las Vegas: más de 200 millones de dispositivos. Supone aproximadamente un aumento de 30 millones de equipos al mes.

Nótese que indica dispositivos y no PC porque está incluyendo las diversas versiones, como Windows 10 Mobile (Lumia 950, 950 XL y 550), la versión para Xbox One y Windows 10 IoT. Esto significa que las 16 millones de Xbox One que han recibido la actualización a Windows 10 en noviembre se han incluido en la cifra, y que los nuevos Lumia que se han vendido desde noviembre también.

Todos en el mismo saco

Así las cosas, y metiendo en el saco todos los dispositivos, Microsoft afirma que es la versión que más rápido está adoptándose por los usuarios, con más de un 40 % de los nuevos dispositivos con Windows 10 habiendo sido vendidos después del viernes negro. Momento en el que se habrán vendido algunos millones más de Xbox One por Navidad, y otras tabletas y convertibles con Windows 10.

En este caso me gustaría una comparación de Microsoft más fiel y que comparara la adopción de Windows 10 en PC con la adopción de las versiones anteriores de Windows 7 y 8 en PC. Una vez me dijo una matemática con la que trabajé que le diera unas cifras y cómo quería interpretarlas, y ella me daría un estudio que apoyara esa postura.

Razón no le faltaba, y Microsoft es más o menos lo que está haciendo ahora Microsoft para conseguir que la cifra de dispositivos con Windows 10 llegue a los 1.000 millones en dos años. Viendo que Windows 10 Mobile no termina de remontar, y que Microsoft está intentando por todos los medios que los usuarios actualicen sus PC a Windows 10, no creo que en realidad estas cifras pasen de un progresa adecuadamente.

Pero hay bastantes problemas que tiene que resolver Microsoft para despejar las dudas de los que no quieren actualizarse por problemas de privacidad o incluso de rendimiento de las DirectX en Windows 10. Aunque también he de decir que en la mayoría de los casos Windows 10 aporta muchas cosas nuevas e interesantes, y aun así merece la pena actualizarse.

Vía: Geekwire.