Sony cuenta actualmente con una división de sensores de cámara altamente rentable para la compañía. Surgieron rumores a finales de octubre de que la compañía quería comprar el negocio de sensores de Toshiba, y finalmente se ha hecho realidad, llegando ambas compañías a un acuerdo por un valor de 19.000 millones de yenes (unos 145 millones de euros).

De esta forma Toshiba transferirá a Sony sus fábricas de semiconductores, el equipamiento y los empleados que están fabricando las obleas de 300 mm, situados en Japón. También absorberá los ingenieros encargados en el diseño y desarrollo de los sensores de imagen CMOS. La transferencia se completará antes de que termine el año fiscal de Sony el 31 de marzo de 2016.

Vía: The Verge.