Intel y Micron Technologies son dos de las compañías líderes en la fabricación de memoria, y llevan desde 2006 cooperando en el desarrollo y fabricación de nuevas tecnologías de memoria NAND. Hace unos meses presentaron una memoria 3D que permitirá los discos SSD de 10 TB en el espacio que tienen actualmente, y ahora han ido un paso más allá con respecto a su velocidad.

La memoria 3D XPoint es una nueva tecnología de memoria de alta densidad no volátil hasta 1.000 veces más rápida que la memoria NAND, o 1.300 veces más rápida que los discos duros tradicionales. En algunas condiciones podría ser también una alternativa a la memoria RAM del equipo, aunque no consiga velocidades tan rápidas y por lo tanto no la va a sustituir en su forma actual.

Memoria híbrida

Debido a su coste de producción, Intel y Micron no tienen pensado que vaya a sutituir a la memoria NAND o DRAM en el futuro cercano. Tiene una idea mejor para ella, y que resulta muy familiar: utilizarla de memoria caché. Es cara de producir (al igual que la caché de nivel 0, 1 y 2 incluida en los procesadores), pero más barata que la memoria RAM tradicional.

Las aplicaciones podrían anticipar los datos que necesitasen y llevarlo a esta caché, para tenerla disponible de manera casi inmediata para los algoritmos que tengan que ejecutar. La idea de Intel y Micron es utilizarla también como un híbrido de memoria principal del sistema y de memoria de almacenamiento no volátil.

Este tipo de memoria tiene una alta durabilidad, y como su nombre indica (aunque siga diciendo que las memorias siempre han estado fabricadas en 3D), se puede fabricar apilando múltiples capas de memoria (incluso decenas), frente a la media docenas de las memorias NAND más tradicionales. En el espacio en el que entraría 1 GB de memoria RAM entran 9 GB de memoria 3D XPoint.

Intel espera tener en el mercado los primeros discos con este nuevo tipo de memoria durante el próximo año, aunque sin una fecha concreta. Podría combinar bien con productos híbridos, como los discos duros híbridos que incluyen una pequeña cantidad de SSD para acelerarlos, pero me infunde más respeto el precio al que puedan ponerse a la venta.

Aunque afortunadamente, es una tecnología que ya tienen casi en producción y por tanto no habrá que esperar mucho como ocurre con otras tecnologías que se anuncian. Las primeras unidades de muestra las enviarán a los socios de las compañías a finales de año para que realicen pruebas de uso real.

Vía: TechSpot, BBC.