Tizen es el sistema operativo con apuesta de futuro de Samsung, aunque esté desarrollado entre diversas empresas y con el apoyo de la Fundación Linux. A principios de año Samsung puso a la venta el Z1 en la India, el primer teléfono con Tizen que posee unas características de gama baja, y ahora ha dado a conocer que ya ha vendido 1 millón de unidades.

Quizás no sean unas ventas de impresión, pero siendo un teléfono con un sistema operativo en el que nadie tiene puestas esperanzas, es una cifra muy importante. Desde Samsung afirman que ha superado ampliamente las expectativas que tenían en el teléfono. Aunque diría que el reclamo son los varios meses de tarifa de datos gratuita con la que viene, que para un país como la India donde se ha vendido principalmente puede ser un poderoso reclamo.

Por tanto la compañía está lejos de dejar de lado a Tizen, que ya está actualmente también en algunos modelos de televisor y relojes inteligentes de la compañía. Desde Reuters afirman que este año habrá nuevos modelos de teléfonos con Tizen con diferentes características para distintos rangos de precio.