El primer monitor con tecnología FreeSync llegó hace un par de semana de la mano de LG. Esta tecnología de AMD permite acoplar perfectamente la frecuencia de refresco de pantalla a la frecuencia de generación de fotogramas de la tarjeta gráfica para evitar distorsiones visuales como el tearing o corte de fotogramas.

Ahora se une al club Samsung con dos monitores, y no es de extrañar ya que a diferencia de G-SYNC de Nvidia la tecnología de AMD es gratis, de código abierto y no necesita de hardware específico para funcionar.

Los monitores de Samsung son el U24E590D y el U28E590D, aunque no os dejéis engañar porque sus características son ligeramente distintas. Uno es de 23,8 pulgadas y el otro de 28, cuenta con una resolución de 4K UHD (3840 x 2160 píxeles), y compatibilidad con Windows y OS X.

119376 bytes 175875 bytes 155581 bytes 11782 bytes

El modelo mayor cuenta con 1 ms de respuesta G2G (gris a gris) y el menor de 4 ms. En la práctica mis ojos no notarían diferencia (tengo un monitor ahora mismo de 4 ms G2G) pero hay muchos sibaritas de la imagen que les interesará más el monitor de 28 pulgadas.

También se diferencian en el brillo, y algunas características debidas a que el U24E590D posee un panel PLS y el U28E590D usa un panel TN. Por tanto este último sería a priori más interestante para jugones, aunque el precio se sitúa en los 400 dólares/euros para el primero y los 600 dólares/euros para el segundo. Se ponen a la venta esta semana.

Ambos monitores cuentan con HDMI 2.0 y son capaces de refresco a 60 Hz (un apartado en el que hay que tener cuidado al comprar un monitor 4K), por lo que a priori me parecen bastante interesantes.

Vía: TechPowerUp.