Microsoft ha tenido un gran éxito de ventas con su tableta Surface Pro 3, pero su precio empieza en los 800 euros, por lo que no es una tableta para cualquiera. De hecho no es una tableta en realidad, ya que usa Windows 8.1 y es más un híbrido de tableta y portátil. Sea como sea, es un gran dispositivo. Pero en lo más profundo de los almacenes de Microsoft se acumulan tabletas Surface 2 con procesador ARM y Windows RT sin vender...

Ahora llegan rumores sobre la posible actualización de la línea de tabletas con procesador ARM y Windows RT... pero sin procesador ARM y sin Windows RT. Hay que entederlo como una opción más barata de la Surface Pro 3 que una continuación del linaje maldito de la Surface 2, por lo que es improbable que Microsoft la vaya a llamar Surface 3.

Esta nueva tableta incluiría un procesador Intel Atom, posiblemente de la generación Broadwell (llamados Cherry Trail). Se menciona también la posibilidad de que sea un Core-M, pero lo veo más improbable porque son procesadores más caros y el objetivo que debería tener Microsoft es una tableta Surface para un rango de precios de los 400 a 500 euros, que por encima ya tiene la Surface Pro.

Microsoft

Debido a la arquitectura de estos procesadores y su mínima generación de calor, bastaría con una refrigeración pasiva y por tanto no incluiría ventiladores. Además la opción de sistema operativo sería Windows 8.1, ya que se presentaría en principio a finales del mes que viene en la conferencia BUILD de desarrolladores de Microsoft y se pondría a la venta poco después. Como el resto del hardware que funciona con Windows 8.1, será actualizable a Windows 10.

Windows RT, la versión del sistema operativo para procesadores de arquitectura ARM (como los usados en teléfonos inteligentes y tabletas), nunca ha conseguido el interés de sus usuarios. En su lanzamiento junto a la tableta Surface original tuvo problemas de rendimiento, mal funcionamiento de Office para esta versión, y la decepción de muchos usuarios que veían al sistema operativo como muy limitado. Además que Windows RT no podrá ser actualizado a Windows 10, por lo que nadie echará de menos a este sistema operativo.

Vía: WinBeta.