Intel no es un extraño en el terreno de vendernos PCs de pequeño tamaño. Buen ejemplo de ello son los NUC, pequeñas cajas con pequeñas placas de PC, procesador Intel (como no), y SSD para cubrir perfectamente las tareas ofimáticas de cualquier usuario. Pero si quieres algo aún más portátil, Intel Compute Stick es lo que estás buscando.

Este pequeño dispositivo cuenta con una conexión HDMI para que se puede conectar rápidamente a cualquier monitor. Con un tamaño de unos 120 x 30 milímetros, en su superficie encontraremos conectores USB 3.0, Micro-USB, un botón de encendido. En su interior cuenta con un procesador Intel Atom de cuatro núcleos, 32GB de almacenamiento interno y 2GB de RAM. Su conectividad incluye Bluetooth y Wi-Fi.

El precio de este PC es de 149 dólares y funcionará con Windows 8.1. Si queremos una versión para trabajar con Linux, Intel le rebajará la memoria a 1GB, el almacenamiento a 8GB y lo podrás comprar por 89 dólares. Esta es la clara apuesta de Intel por reducir el tamaño de sus productos, desde los chips (los procesadores Broadwell-U ya se basan en tecnología de 14nm y eso es un gran ahorro de espacio) hasta los Ultrabooks, pasando por los NUCs y este nuevo stick.

Intel cree que el potencial comprador de los Compute Sticks son desde los consumidores domésticos para poder acceder a servicios como Netflix o Hulu, o incluso para jugar en la tele del salón, hasta empresas que puedan usarlo para que sus trabajadores lleven el trabajo encima y realicen presentaciones, o usen Windows Remote Desktop para acceder a sus equipos principales.

No hay fecha de lanzamiento, y habrá que esperar a que Intel de más información sobre el producto más avanzado el año (lo cual es como no decir nada).