Acer es un fabricante muy conocido en el sector de los PCs, pero no tanto en el de los teléfonos inteligentes. Para seguir abriéndose camino en este duro mercado, ha presentado en el CES dos nuevos terminales: Acer Liquid Jade S y Acer Liquid Z410. Refuerza su gama media y baja respectivamente.

El dato principal de estos teléfonos es que cuentan con un procesador MT6732 de 64 bits, de los primeros que anunció Mediatek a principios de 2014. Pero debido a que estos dos nuevos teléfonos llegarán con Android 4.4 KitKat, que no es capaz de funcionar en modo de 64 bits, no podrán aprovechar las mejoras de rendimiento que representa esta arquitectura. Se están presentando últimamente una gran cantidad de teléfonos con procesador de 64 bits y Android 4.4 que si no está en los planes de los fabricantes actualizarlos a Android 5.0 se quedará en mero reclamo publicitario.

Entrando a detallar los teléfonos, el Liquid Jade S tiene un hardware de gama media, con 2GB de RAM, 8GB de almacenamiento interno, pantalla de 5 pulgadas HD. A parte de una cámara de 13 megapíxeles con apertura f/1.8, no cuenta con ninguna característica que lo destaque por encima de la actual gama media. Su precio de fabricante será de 300 euros, y se pondrá a la venta en Europa en febrero. Habrá que esperar a que su precio de mercado baje considerablemente.

Liquid Z410 es un nuevo miembro de la gama baja Android, con 512MB de RAM y mismo procesador MT6732. Su precio de lanzamiento será de 129 euros, y su fecha de venta se sitúa en torno a febrero. Nada reseñable por este lado, aunque incluye DTS Studio Sound, un sistema de audio que permite reproducir música de 24 bits, aunque habrá que esperar a ver la calidad de audio que tiene.