Samsung presentó en febrero, durante el Mobile World Congress (MWC) de Barcelon, su teléfono insignia para 2014: el Galaxy S5. Desgraciadamente, pese a que es un teléfono muy completo de gama alta, la carencia de un diseño atractivo ha hecho que venda marginalmente más que su predecesor, el Galaxy S4, dejando los almacenes llenos con unidades del S5 sin vender.

El apartado que queremos que Samsung cambie de su teléfono insignia es el diseño y luego la interfaz TouchWiz. Esto último parece que en lo filtrado con motivo de la actualización a Android 5.0 Lollipop va por buen camino. Y lo primero, según la filtración que nos llega hoy, también podría marcar un antes y un después en la gama Galaxy.

Las imágenes revalidan que va a llegar con, al menos, marco de aluminio, algo que también se filtró hace unos días. La información nueva es que contaría con una pantalla de hasta 5,5 pulgadas, tendría el número de modelo SM-G430 y un cuerpo totalmente hecho de aluminio, incluida la tapa trasera. El procesador sería un Snapdragon 801 y una pantalla con resolución 1920x1080 píxeles.

Otros rumores apuntan a que habría un hermano mayor de este Galaxy S6, similar al Galaxy Note Edge, con pantalla de 5,3 pulgadas con resolución QHD (2560x1440 píxeles), Snapdragon 810 y 4GB de RAM. Sea lo que sea lo que tenga preparado Samsung es posible que lo presenten en el CES de Las Vegas el 6 de enero, o como mucho en el MWC de febrero.

29440 bytes 31456 bytes 36695 bytes

Vía: Phone Arena.