Huawei ha cambiado durante 2014 su estrategia de producción y venta de los teléfonos inteligentes de gama media y baja. Ha sabido adaptarse al mercado y eso le ha recompensado, puesto que durante el año ha visto aumentar sus ventas de 1 millón de teléfonos de la serie Honor a más de 20 millones.

Recientemente lanzó una web para vender sus productos directamente en Europa, hihonor.com, además de estar disponibles en webs de venta como Amazon sin tener que recurrir a la importación. Entre los dos primeros terminales que han llegado están el Honor 3C y Honor 6, dos grandes alternativas de compra en la gama media y media-alta.

Huawei espera repetir éxito en 2015 copiando la fórmula de Xiaomi, el gran referente en el terreno de teléfonos con excelente calidad/precio. Hay otros fabricantes chinos que intentan emular a Xiaomi, pero personalmente creo que se quedan cortos en el apartado de calidad de construcción, optando por materiales baratos o pantallas no suficientemente calibradas, lo que afean la experiencia de usuario. Aspectos que por ahora tanto Xiaomi como Huawei cubren excelentemente.