China es uno de los países en los que el gobierno sigue pretendiendo controlar todos los aspectos de la vida de sus ciudadanos. Lo cierto es que debido a su posición en la política mundial nadie le va a llevar nunca la contraria, y mucho menos las compañías tecnológicas extranjeras. Pero cuando en los últimos días el gobierno chino ha estado atacando la red de iCloud para hacerse con información de sus ciudadanos, al menos se le debe a Apple algún tipo de explicación.

Por eso Tim Cook ha viajado a China para tener un encuentro con funcionarios del gobierno, y en especial el Vicepresidente del país, Ma Kai. La prensa local lo ha calificado como un encuentro para estrechar y fortalecer la cooperación en los campos de la información y comunicación entre el país y Apple. Quizás por miedo a las represalias, las compañías nunca hacen comunicados oficiales sobre las acciones irregulares que lleve a cabo el gobierno chino contra sus intereses en el país, y en este caso tampoco lo ha hecho Apple, al menos directamente. En el comunicado confirmando los ataques a iCloud ha evitado expresamente mencionar a China o al gobierno chino.

El caso de hackeo de iCloud ha sorprendido debido a que Apple movió la información de los usuarios chinos a la red de China Telecom, una operadora estatal que aglutina a más de 700 millones de clientes. El ataque simplemente redirigía los usuarios que intentaban acceder a ciertas IPs de Apple a otros servidores (algo que no se puede hacer sin intervención del gobierno ya que el Gran Cortafuegos de China está bloqueando y redirigiendo las conexiones a ciertas IPs de iCloud) en los que duplicaban el aspecto de la web de autenticación de Apple con la clara intención de recopilar nombres y contraseñas de usuarios de iCloud.

Apple desactivó las IPs que estaban siendo suplantadas dentro de la red nacional de China, eliminando por completo el ataque. Pero no tiene pinta de que vaya a quedarse la cosa ahí, o al menos de eso habrán hablado Ma Kai y Tim Cook.