Además de por ser un buen sistema operativo móvil, Windows Phone 8 está atravesando por un buen momento gracias al buen hacer de Nokia, que acapara el 90 por ciento de las ventas de smartphones WP8. Esto se está traduciendo en un mayor interés del consumidor en smartphones buenos y baratos como los proporcionados por la gama Lumia.

De las ventas realizadas, un alto porcentaje (en torno al 80 por ciento) se corresponden a teléfonos de gama baja y media, donde destacan modelos como el Lumia 520 con un gran hardware a un precio que ahora mismo está en los 140 euros (aunque está pidiendo ya a gritos una actualización).

Esa es una de las razones por las que The Wall Street Journal asegura que Nokia ha vendido 8,2 millones de smartphones Lumia en el último trimestre, lo que sería un aumento superior al 10 por ciento con respecto al trimestre anterior en el que vendió 7.4 millones de dispositivos. Una progresión que lo sitúa entre los mayores fabricantes de smartphones, teniendo en cuenta que Samsung suele superar los 50 millones de smartphones vendidos por trimestre, Apple los 40 millones, y LG o Huawei rondan los 10 millones.

Ahora Nokia debe presentar novedades importantes en el evento de mañana, que podrían incluir la phablet Lumia 1520 y alguna que otra sorpresa como tabletas o incluso híbrido PC/tableta. Ya lo veremos, porque por desgracia su presentación coincide con la de Apple de los nuevos iPads y podrían pasar desapercibidas estas novedades.

Fuente: The Wall Street Journal. Vía: Phone Arena.