Tras unos meses en los que ninguna compañía salvo Nokia ha presentado nuevos teléfonos con Windows Phone 8, eso le ha valido a la compañía finesa para acaparar el 90 por ciento de las ventas en todo el mundo de la plataforma.

Los terminales de Samsung y Huawei no han tenido toda la calidad que se habría esperado de teléfonos de esas compañías, y unido a que la tienda de aplicaciones de Nokia para WP8 ofrece una mayor variedad que los de la competencia, ha motivado el desinterés de las demás compañías por seguir fabricando terminales con Windows Phone 8. A continuación tenéis un par de gráficas en las que se ve también cuáles son los terminales más vendidos del mundo.

Imagen externa
Imagen externa

Vía: Phone Arena.