Con un precio de 699 euros en España (curiosamente 639 dólares en EE.UU), está claro que el Samsung Galaxy S4 no es barato. ¿A qué es debido el precio? Pues según el análisis llevado a cabo por IHS iSuppli, a que los componentes y materiales usados en la fabricación del teléfono cuestan 229 dólares para la versión con Snapdragon 600, y de 244 dólares para la versión con Exynos 5 Octa. El informe preliminar de costes de iHS iSuppli lo habían situado en 236 dólares a mediados de marzo.

A estos costes hay que añadirles otros 8,50 dólares de coste de fabricación, por lo que en total serían 237,5 y 252,5 dólares respectivamente. Aunque lo normal en la industria tecnológica es tener diversas empresas para suministrar los componentes, en el caso de Samsung es distinto. Su negocio les ha llevado a diversificarse y las distintas subsidiarias que posee son las que proporcionan los componentes para su smartphones, aunque en el caso del Galaxy S4 ha tenido que recurrir a los procesadores Qualcomm Snapdragon 600, que suponen 20 dólares del coste del terminal. Para los afortunados mercados a los que ha llegado el procesador Exynos 5 Octa, el coste de producción del mismo está estimado en 28 dólares, además de que esta versión lleva dos antenas de NFC en vez de una sola.

La pantalla del smartphone, SuperAMOLED con Gorilla Glass 3, cuesta por sí sola 75 dólares, y los 16 GB de almacenamiento interno más los 2 GB de RAM suman 28 dólares. El desglose completo lo podéis ver a continuación.

Imagen externa

Ahora caben algunas especulaciones sobre la venta en la mayoría de los mercados de la versión con Snapdragon 600, ¿problemas de producción del Exynos 5 Octa o abaratamiento de costes? 15 dólares de diferencia entre ambas versiones suponen una diferencia de precio de venta de en torno a los 50 ó 60 dólares, pero no vemos que ese menor coste repercuta en el precio final en ningún país.

Comparándolo con el coste de otros terminales, el iPhone 5 tiene un coste de fabricación de 197 dólares, y el BlackBerry Z10 de 154 dólares. El Galaxy S4 se está vendiendo en España por 699 euros, pero se puede encontrar en Amazon Alemania por tan solo unos 599 euros de oferta.