Tras la filtración de un vídeo hace unas semanas en el que se veía el Chromebook Pixel, finalmente Google se ha decidido hoy a anunciarlo oficialmente. Con este nuevo portátil quiere dar un empujón a su Chrome OS e intentar captar nuevos compradores proporcionando características diferenciadoras con (casi) toda la competencia.

Este chromebook cuenta con una pantalla de 12.85 pulgadas con una resolución de 2560x1700 píxels, pero a diferencia del MacBook Pro Retina, la pantalla de Google es táctil y tiene 239 ppi frente a los 220 del producto de Apple. Además, cuenta con un procesador Intel Core i5 y una capacidad de almacenamiento en la nube de 1 TB en Google Drive totalmente gratis por tres años. Habrá la posibilidad de adquirir una vesión con LTE, que en EE.UU sacará junto con Verizon.

La pantalla es Gorilla Glass, y tiene también una bateriá de 59 Wh (5 horas) y 4GB de RAM. Para el almacenamiento local cuenta con un disco SSD de 32 GB (64GB en la version LTE). Chrome OS es un sistema operativo pensado para funcionar en la nube, por lo que los usuarios no podrán instalar aplicaciones localmente, salvo aquellas que en la Chrome Store permitan su uso offline (posibilidad que añadieron el año pasado y gracias a la cual los chromebooks ahora sí´que son interesantes). Cuentas también con lector de tarjetas SD, 2 puertos USB 2.0, WiFi a/b/g/n y Bluetooth 3.0. Y por supuesto, cámara frontal.

Destaca mucho su diseño delgado y compacto muy parecido al MacBook (lo siento, tenía que decirlo), y el siguiente vídeo parece salido directamente de los chicos de marketing de Apple.

El hardware es realmente estupendo, con una pantalla de gran resolucion, útil para trabajar ya que la resolucion de pantalla es una atipica 3:2, aunque Google afirma que la ha escogido porque es la que más se va a adaptar a sus clientes. Ademas, pesa aproximadamente 1.5 kg, lo cual lo convierte también en ligero.

Pero por este precio, es para pensarse de verdad su compra. Chrome OS es un sistema operativo con mucho futuro pero pocas posibilidades en su estado actual, y existen alternativas de Chromebooks de Samsung y Acer por 250 o 300 euros que van a hacer exactamente lo mismo que este de Google por 1.300 dólares/euros: no necesitamos un Core i5 para navegar por Internet. Además, nunca he visto claro lo de la pantalla tactil en un portátil, que te obliga a estar levantando la mano del raton, además de estar dejando los dedos en ella.

Vía TechCrunch.