Una empresa rusa pretende revolucionar un poco el panorama de los móviles. Hace un par de meses os comentábamos sobre el móvil Android con pantalla de tinta electrónica, y hoy os traemos un móvil que por un lado tiene una pantalla LCD y por el otro una E-Ink. Es el YotaPhone.

Se trata de un móvil con pantallas de 4,3 pulgadas a 1280x720, procesador Krait de doble núcleo a 1.5GHz, conectividad LTE en bandas 3, 7 y 20 (lo que lo puede dejar fuera del mercado americano), almacenamiento interno de 32 o 64 GB. También tiene una cámara de 12 megapíxels trasera y frontal HD (suponiendo que la LCD sea el frontal). La batería es de 2100 mAh de capacidad, y contará con Android 4.2 Jelly Bean.

Las ventajas de un móvil de estas características son claras: puede mostrar la información imprescindible en la pantalla de tinta eléctrónica de bajo consumo sin que encendamos la de color. Información básica que le digamos, como la hora, llamadas perdidas, actividad en redes sociales, etc.

Este móvil aparecerá a finales de 2013, pero la empresa dará más detalles durante el Mobile World Congress 2013. ¿Interesante?