Angry Birds ha sido un éxito desde el día en que salió el primer juego de la saga, y Rovio ha sabido explotar a la perfección su marca con peluches, juguetes y versiones del juego ambientadas en el universo de Star Wars. Pero ahora nos llegará también una película de animación.

No estará lista hasta el verano de 2016, y estará producida por John Cohen (Despicable Me, que en España se tradujo como Mi Villano Favorito), y David Maisel, productor ejecutivo. Este último trabajó en Marvel Studios en proyectos como Iron Man. Y llegará en flamante 3D, por supuesto.

Al igual que ocurriera con Marvel Studios, Rovio quiere producir y financiar la película fuera del circuito de estudios norteamericanos para mantener totalmente el control creativo de la película y asegurar el máximo de calidad. Y en eso, tanto John Cohen como David Maisel van a aportar su experiencia.

Con 1.000 millones de descargas del juego Angry Birds en todas las plataformas desde 2009, y Angry Birds Star Wars se colocó en el número uno en ventas en dos horas y media, parece que el tirón del juego no para. Es uno de los más entretenidos en el panorama del videojuego casual para móviles y otras plataformas.