Otro de los pesos pesados que pudimos visitar en la MWC es la renovada Sony, que tras terminar su asociación con Ericsson, ha decidido cambiar de rumbo. Digo esto, ya que como cualquier usuario de Sony-Ericson de hace un par de años sabrá, no se caracterizaban precisamente por preocuparse de usuarios.

Recordemos casos como los del Xperia X10 o el Xperia Ray, que cosecharon malísimas críticas y dieron cierta sensación de abandono a los compradores. Como vieron que esta dinámica no les daba buenos resultados, no hace mucho decidieron cambiar de estrategia utilizando el sentido común. Y por lo que hemos podido ver en su stand, lo están cumpliendo.

Tres terminales han sido presentados por Sony: Xperia U, Xperia P y Xperia S. Además, asociado a los teléfonos Andoid pudimos ver un curioso accesorio en forma de reloj, el SmartWatch.

Xperia S

Sony no cree en los quad-core. En otra ocasión hablamos sobre si era necesario un teléfono con cuatro núcleos y parece que ellos comparten nuestra opinión. Nos lo han dejado muy claro: un teléfono que consume la batería en menos de un día dándole un uso moderado no es algo práctico. Por lo tanto, apuestan por incluir en su terminal más puntero un dual-core de 1,5 GHz, aportando un sistema liviano que no consuma recursos inutilmente y se han asegurado de que la capa de personalización cumpla esta condición. En la práctica nos hemos encontrado con que efectivamente responde a la perfección, sin retardos ni ralentizaciones. Sin quitarle cierta vistosidad, gracias a las animaciones de fondo de pantalla interactivas al estilo XMB de PS3 y Bravia.

En cuanto al aspecto físico, nos encontramos con el diseño poligonal característico de los terminales de la marca. Además, añaden un elemento diferenciador, una banda transparente en la parte baja del teléfono que no solo es estético, sino que también se utiliza para las notificaciones en forma de códigos luminosos. La pantalla es HD de 4,3 pulgadas, que llama la atención por su densidad de 342 ppi. Cabe destacar que la capacidad de almacenamiento es fija, siendo de 16GB no ampliables por tarjeta.

Xperia P

El mediano de la familia, un terminal más modesto que su hermano mayor y con un tamaño más manejable. La misma sensación en la mano y continuando con ese diseño tan de Sony. Un procesador dual-core a 1GHz y 1GByte de RAM hacen que este terminal no destaque tanto por su hoja de características como por su usabilidad. No tiene nada que envidiarle al Xperia S, ya que la sensación de fluidez es la misma. Además, su pantalla esconde un secreto: un píxel extra para aumentar la luminosidad cuando sea necesario, que se activa o se desactiva para ahorrar energía. Una incorporación muy novedosa exclusiva de este terminal. La idea es poder ver perfectamente la pantalla a plena luz del día. Su capacidad tampoco es ampliable, siendo de 8GBytes.

Para terminar, nos hicieron una demostración de su nueva barra transparente de noticifaciones, en la que vimos propuestas interesantes, como por ejemplo, el cambio de color según la imagen que se esté visualizando.

Xperia U

Este terminal cierra la gama, pero tampoco vemos una bajada de características dramática como en otras compañias. Mantiene el procesador de doble núcleo y 1GHz del modelo P, pero en este caso la RAM se ve reducida a 512 MBytes y la memoria interna se mantiene al igual que el Xperia S en los 8GBytes. La pantalla se ve reducida a 3,5 pulgadas y la cámara es de 5 megapixeles. Además, mantiene la tira transparente para las notificaciones luminosas. Las diferencias más destacables con respecto a los modelos superiores tienen que ver con la posibilidad de intercambiar las carcasas de colores de la parte baja del terminal así como la batería, ya que en los otros modelos viene integrada debido a la antena de NFC.

Smartwatch

El lavado de cara ha sido algo que hemos visto en Sony, pero al igual que los teléfonos, el antiguo LiveView de Sony Ericsson también ha pasado por el aro. El concepto sigue siendo el mismo, conectar por Bluetooth el terminal al reloj, y manejar algunos programas directamente desde él. Funciona con cualquier Android que tenga una versión 2.3 o superior.