Después de pasar por los stands de Nokia en el MWC, se nota que están poniendo toda la carne en el asador con su nueva gama de móviles con Windows Phone. Hoy además han mostrado tres nuevos terminales de la familia Lumia: 900, 610 y un terminal sorpresa, el Lumia 808.

Lumia 900

Se trata básicamente del mismo terminal que el Lumia 800 con una pantalla de 4,3" en vez de las 3,7". Hay que reconocer que el tacto no transmite la sensación de tener en las manos un terminal de gama alta. Sobre el desempeño del móvil, decir que la respuesta táctil es simplemente perfecta y una velocidad de carga casi instántanea. Siendo ésta una característica común para los terminales Windows Phone, eso si, todos usan aplicaciones del sistema operativo, no hemos visto aún aplicaciones de terceros.

PureView 808

Es la sorpresa que hemos podido ver hoy en el MWC, se trata de más bien una cámara con capacidades móviles. Ya que tiene un sensor de nada menos que 41 megapixels y óptica Carl Zeiss, como ya es habitual en la marca. Además, el programa que gobierna la cáma es muy completo, teniendo 3 niveles de configuración: uno automático, otro en el que puedes darle datos sobre el tipo de foto que vas a realizar y finalmente el manual que te permite cambiar cada una de las opciones de la cámara, como si de una cámara profesional se tratase.

Físicamente tiene un aspecto un tanto singular, ya que la cámara resulta abultada y sobresale bastante. Con lo que no es un móvil precisamente fino. Aunque debido al peso y dimensiones, da bastante sensación de solidez. En cuanto al sistema operativo Symbian, casi no pudimos ver si traía alguna novedad con respecto a sus predecesores ya que sólo hacían las demostraciones sofre sus capacidades fotográficas.

Lumia 610

Otro de los móviles que pudimos ver de Nokia, es el Lumia 610. En este caso nos encontramos ante un terminal de gama más baja y por tanto económico. Más pequeño que su hermano el Lumia 900, ya que tiene una pantalla de 3,7". Esta disponible en una gama de colores vivos y también sufre de la sensación de plástico. Debido a que dispone de un procesador de sólo 800MHz, es el único terminal Windows Phone que sufría algo de retardo al ser manejado. Eso sí, no le restaba funcionalidad.