A pesar de que el lunes ya tuvimos oportunidad de probar los nuevos terminales de HTC, no ha sido hasta hoy que hemos podido ver las especificaciones. No sólo no sabíamos las especificaciones, si no que ni siquiera teníamos los nombres finales, sólo que era la nueva familia de móviles One. Lo cual concordaba con las filtraciones que habíamos visto anteriormente.

Todos contarán con la última versión de Ice Cream Sandwich personalizada con su capa Sense además de con el sello Beats Audio.

HTC One X

Se postula como el terminal estrella de HTC para este año. Mantiene las características estéticas típicas de la compañia taiwanesa, cosa que en principio no es nada malo. Al contrario, nos ha parecido uno de los mejores acabados que hemos podido encontrar en toda la feria. En especial el tacto del terminal que resulta muy agradable, además de mejorar el agarre. Otro punto bastante llamativo es la extrema delgadez, de sólo 8,9 milímetros que choca con la enorme pantalla de 4,7 pulgadas de resolución HD.

El interior no se queda corto, a pesar de que anteriores filtraciones mencionaban el uso del chip Tegra 3, no hemos visto ninguna referencia a él. Por lo que a priori, a falta de confirmación oficial, suponemos que no lo lleva. Pero eso no quita que nos encontremos con un quad-core de 1,5GHz y como viene siendo costumbre 1GByte de RAM. Un punto que han querido destacar es la cámara de ocho megapixeles, que aunque parezca poco después del anuncio de ayer de Nokia, lo realmente interesante es el conjunto de hardware-software. Que permiten no sólo hacer buenas fotografías en condiciones baja luminosidad, si no también poder realizar grabaciones en "slow-motion" y disparo de ráfagas de fotos de 20 fotos en 3 segundos. Todo eso condensado en un peso de 130 gramos.

HTC One S

En líneas generales es muy similar al modelo X. Únicamente varía fisicamente en que es ligeramente más pequeño ya que su pantalla es de 4,3 pulgadas y una resolucion de 540x960. El grosor también se ve reducido a 7,8 milímetros. La cámara es la misma y el procesador es un dual-core de 1,5 GHz, según la información interna del terminal (aparentemente los carteles del stand eran erróneos).

HTC One V

De este terminal tenemos poco más que el diseño del prototipo. No hemos podido verlo en funcionamiento, pero si nos han comentado las posibles características que podría tener. A falta de confirmación oficial tendríamos un procesador de un sólo núcleo de 1 GHz, unos 512 MBytes de RAM, pantalla de 3,7 pulgadas y cámara de 5 megapixeles que incorporará todas las novedades de los modelos superiores. Como detalle a destacar, el diseño recuerda claramente al antiguo HTC Hero.

Sense 4.0 y Beats Audio

Uno de los aspectos más diferenciadores de los terminales de HTC es la capa de personalización Sense 4.0. Que en los móviles que pudimos probar (One S y One X), simplemente se mostraba espectacular. Los efectos de transiciones de pantalla implicaban a los widgets, lo cual daba un aspecto tridimensional bastante conseguido. Además se ha cambiado el efecto de llegar al final de los menús estilo acordeón.

Pero lo más importante, y que pocas compañías presentes en el MWC pueden decir, es que la respuesta del terminal es instantánea a nuestros movimientos, y no hemos podido apreciar ralentización alguna.

Los teléfonos de esta gama viene acompañados de la tecnología Beats Audio, que garantiza una calidad de audio a nivel profesional.