Las series están de moda y los servicios de vídeo bajo demanda lo saben. Netflix hace tiempo que se atreve con contenido propio para captar clientes y Amazon Prime Video no se queda atrás. Pero mientras Netflix apuesta a lo seguro con géneros populares, Amazon suele intentar ir por su propio camino buscando un contenido que se pueda distinguir del resto de ofertas. Que lo hagan con mayor o menor éxito es otro tema.

Después de ver The Punisher quise hacer una pequeña crítica por la simpatía que siento hacia el personaje del cómic. No tardé mucho en recordar que Jean Claude Van Damme estrenó serie, Jean-Claude Van Johnson, uno de los actores que más admiré en mi niñez y adolescencia, por no decir el que más, así que tocaba preparar mi segunda opinión seriéfila.

/storage/geek/posts/2017/12/20/251412.jpg-r_640_360-f_jpg-q_x-xxyxx.jpg
Ampliar t

A diferencia de una película, en una serie es normal que al principio algún actor principal no encaje del todo en el personaje interpretado y que se tarden varios capítulos en encajar ambas personalidades. Si no, que se lo pregunten al personaje de Bellamy Blake en la serie de Los 100. Aquí pasa lo contrario, ya que la serie empieza con una escena anacrónica de lucha resumida y muy bien conseguida, al más puro estilo Van Damme, para luego mostrarn un Jean-Claude viejo y real que se interpreta a sí mismo, lo cual simplifica las cosas. Esto también significa un inicio más sólido que muchas series ,y un comienzo que a cualquier fan del actor le gustará.

Se podría clasificar como serie fantástica de acción con toques de humor, pero esto último algunas veces bien conseguido y otras no tanto. La serie cuenta la historia del propio Van Damme ya retirado y que pretende volver a la acción, pero no como actor, sino como un agente que se encarga de operaciones encubiertas para eliminar cárteles de la droga o posibles dictadores con ansias de conquistar el mundo. Resulta que Van Damme siempre fue un agente secreto de nombre en clave Van Johnson y sus películas eran una simple tapadera. Ignoraba esa faceta del actor.

/storage/geek/posts/2017/12/20/0_jean-claude-van-johnson-trailer-00.jpg
Ampliar t

Cualquier fan de Jean-Claude Van Damme y que se interese por su vida personal verá muchos paralelismos a la vida real de este actor. En algunos momentos, esta serie parece más una terapia, en el buen sentido, que un intento de volver a ponerse delante de las cámaras. En cada capítulo aparecen varias escenas de artes marciales típicas de sus películas y múltiples guiños a las más populares, lo cual contenta a cualquier seguidor. Resumiendo, a todo fan del actor en cualquiera de sus facetas le gustará esta serie porque es él representando todas.

El problema llega al poco que avanzar en la serie. El guión pasa de interpretaciones muy buenas y escenas de carácter serio a lo totalmente absurdo en cuestión de segundos. También hay fallos que destacan, cómo tatuajes representativos que han cambiado completamente o escenas que, quizás en un intento de ser cómicas, hacen que se pierda el sentido de las mismas. No puedo dar una opinión positiva de la serie como tal, y eso es un sentimiento enfrentado porque realmente me ha gustado volver a ver a Van Damme en la pequeña pantalla y voy a esperar a ver qué ofrece la siguiente temporada.

Como serie, simplemente es inconsistente. Cuando se muestra el Van Damme real, y no digo ya cuando se muestra el mundo de fantasía que representa el agente Van Johnson, la historia que pretende contar no puede ser, a ratos, más inverosímil. Entiendo que no se pretenda hacer una serie realista al uso, pero aquí han mezclado el realismo con lo totalmente absurdo sin hacer ningún tipo de transición. Como espectador hay momentos en que te ríes para luego menospreciar lo que visualizas; en otros te emocionas para inmediatamente no entender cómo resuelven la escena, y así todo el tiempo. Hay demasiados momentos de «¿era necesario?», «¿por qué no ha pasado así?», o el típico «¡venga ya!». Y todo en el mismo capítulo.

Al final deja sensación de serie barata en el mal sentido, y es injusto porque la mayor parte está muy lograda. Si te gustan las películas de Jean-Claude Van Damme te gustará la serie seguro, pero como fan del actor no estoy muy convencido de que a las siguientes generaciones le llegue a encajar.

Por tanto, se trata de una serie de acción entre tantas otras, pero con Van Damme. Solo puedo terminar esta opinión con una comparación, obligatoria a mi entender y a pesar de hacer referecia a diferentes géneros: Jean-Claude Van Johnson deja una sensación similar a Z-Nation, solo que en vez de una perfecta ambientación zombi verás un perfecto actor Jean-Claude Van Damme. El resto depende de gustos.

Fuente: Amazon.