Jurassic World está siendo la película revelación de la temporada, demostrando que quizá el tiempo de los superhéroes como los reyes de la taquilla está llegando a su fin. Tras conseguir rebasar los 500 millones de dólares en su primer fin de semana, la película sigue batiendo récords, en una carrera imparable.

En primer lugar, es ya la película que menos tiempo ha necesitado para superar los 1.000 millones en taquilla a nivel mundial, 13 días. Hasta ahora, el récord lo tenía Furious 7, película del mismo estudio y a la que le llevó 17 días conseguirlo.

Pero no se quedan aquí los dinosaurios, pues han conseguido hacerse con el de película que consigue los mayores ingresos en su segundo fin de semana en Estados Unidos, con 106,6 millones. Esto ha hecho que, de paso, se haga con el de película que más rápido ha alcanzado los 400 millones en Estados Unidos.

Hay que reconocer que, como quien no quiere la cosa, los estudios Universal, sin tener que recurrir a los superhéroes y con franquicias que llevan varias entregas a sus espaldas, están dominando el verano. El resto de los estudios deberían tomar nota.

Vía: Deadline.