Uno de los juegos de tablero más famosos de todos los tiempos es Los colonos de Catán. Prueba de ello es que ha vendido más de 22 millones de unidades en todo el mundo y traducido a 30 idiomas. El juego, consistente a grandes rasgos en conseguir construir la comunidad dominante en una isla mientras se compite con los demás jugadores por los recursos para ello, podría dar el salto al cine.

Aunque hay antecedentes de películas de imagen real basadas en juegos de tablero o juguetes, la calidad de las mismas es bastante desigual. Por cada pequeña joya como Cluedo (Jonathan Hill, 1985), tenemos Bratz (Sean McNamara, 2007), o Battleship (Peter Berg, 2012). Los derechos del juego de Klaus Tuber han sido adquiridos por la productora Gail Katz (La tormenta perfecta, Air Force One).

La adquisición de los derechos no implica que la película salga adelante. Para ello, hay que convencer a un estudio, encontrar la financiación, conseguir un guión que merezca la pena rodar… No obstante, ya sólo la intención dice mucho de la fe de Katz en el proyecto. Ojalá llegue a buen puerto el proyecto.

Vía: Deadline.