Cuando escuché por primera vez que se iba a hacer una película basada en el juego de mesa "Hundir la flota" me eché las manos a la cabeza soltando un sonoro "¿Pero qué demonios?". Luego salieron los tráilers y los datos, y la cosa no hizo más que empeorar. Y ahora que la he visto, he podido confirmar mis más terribles sospechas: Battleship es una de las mayores basuras que ha pisado los cines.

Ya tenemos bastante rodaje en películas de este estilo gracias al tito Michael Bay y sus Transformers, llenas de efectos especiales, explosiones y tías cañón. Solo intentan entretener al espectador con esos elementos, pero la ausencia de un argumento elaborado lleva a que en algunos momentos ciertas escenas carezcan de sentido. ¿Alguien dijo lápidas en inglés en "Ira de Titanes"? Pues sabed una cosa: Battleship cumple a rajatabla con todos estos elementos como si Peter Berg (el director de Battleship y Hancock) fuera discípulo aventajado de Bay.

Os cuento un poco el argumento, y voy a arriesgarme con algún spoiler por lo que si de verdad después de lo dicho anteriormente seguís queriendo verla no leáis el resto. Battleship nos cuenta la historia de Hopper, un bala perdida que consigue encauzar su vida gracias, como no, a la armada americana, pasando a ser el típico soldado americano rebelde pero que gracias a su valor salva el mundo. Por otro lado, en 2005 los científicos (americanos) descubrieron un planeta de características similares a la Tierra, por lo que decidieron enviar un mensaje de radio (que es un rayo laser ¿?) para ponerse en contacto con dicho planeta. Siete años después, llegan a la tierra 5 "naves espaciales" que aterrizan en el pacífico, el peor sitio donde podían haber aterrizado ya que nuestro héroe se encuentra allí de maniobras.

Y el resto os lo podréis imaginar: chico conoce extraterrestres, extraterrestres dan una paliza al chico, chico reflexiona y aprende de sus errores y consigue derrotarles con ideas felices y barcos acorazados que derrapan y se lleva a la chica después de demostrar al padre de ella, que por cierto es un jefazo de la marina, de que es un buen tío, que le deje de odiar y le de permiso para casarse con su hija. Más tópicos no, porque no caben, ¡hasta tiene una parte con la que pretenden emular/homenajear al juego "Hunidir la flota". Patético.

Bien, ahora llega mi parte favorita, sacar los fallos. Lo primero que me llamó la atención es que llega a la tierra una raza extraterrestre después de siete años de viaje por el espacio sorteando asteroides... y se chocan con un satélite al entrar en la atmosfera. Vale, después, dichos extraterrestres que cuentan con una superioridad tecnológica apabullante (y que tienen naves que se desplazan rebotando por el agua, para qué volar; y da igual que se tiren 5 horas fuera del agua, seguirá resbalando agua por su superficie como si acabara de emerger) son increíblemente derrotados por el todopoderoso ejército norteamericano y sus primitivos cañones (a pesar de disponer de campos de fuerza ¿a acaso no se les ocurrió ponérselo a las naves?). Luego, dichos extraterrestres cuentan con un traje (que le han robado al Master Chief de Halo) que permite diferenciar amenazas, y que funciona según les interese a los guionistas. ¿Que quieres acción? Pues te reconoce como amenaza. ¿Que pillan de cara al científico de turno robando tecnología necesaria para salvar el planeta? Pues le dejan ir con vida, que si no se nos jode la peli.

Imagen externa

Que esa es otra, qué típicos y tópicos los roles de científico malo y gallina que pone al borde de la destrucción el planeta, y el soldado (aunque sea retirado y con prótesis en las piernas) valiente que dice frases guays y que derrota a los extraterrestres a puñetazos, pero solo si se lo manda un superior, si no, como buen soldado norteamericano, no tiene iniciativa suficiente ni para ir al baño.

Y muchas, muchas otras situaciones absurdas y sin sentido que llegan a su culmen cuando (y de verdad, todos mis acompañantes en el cine y yo nos empezamos a reír, es inevitable) la situación de desesperación por salvar el planeta es solucionada por una excursión del Imserso que pasaba por allí en un bonito homenaje de respeto a los veteranos de guerra norteamericanos. Esta escena es la única que recomiendo ver, os echaréis unas buenas risas.

¿Los actores? Lo justito. El único motivo por que supongo que convencerían a Liam Neeson para participar en esta película fue aparcando un camión lleno de dinero en su puerta. De lo único que me alegro, aunque me extraña, es de que no hayan explotado a Rihanna como símbolo sexual, si no que la ponen como un duro soldado, que lo siento, no pega ni con cola.

Y podría tirarme horas con miles de fallos más, pero esta película ya se ha llevado más de mi tiempo del que se merece, concretamente, su duración.

¿Lo único bueno? la musica, la verdad es que AC/DC pega bastante bien en las escenas de acción.

La idea final: si queréis morir entre dolorosos espasmos, compradla en Blu-Ray cuando salga.

Puntuación

2.0

sobre 10