AMD ha avanzado en el terreno del refresco adaptativo de pantalla con FreeSync 2, pero ha ido tan lento como Nvidia con G-SYNC HDR. Es ahora cuando empiezan a llegar al mercado los monitores con FreeSync 2 HDR, pero se necesita igualmente una actualización en los juegos. Sobre todo porque AMD pone fácil usar HDR con sus tarjetas gráficas.

El cambio entre los modos HDR y no HDR en Windows se hace de manera automática, con la tarjeta gráfica detectando si se quiere mostrar contenido HDR o no en un monitor FreeSync 2 HDR compatible y configurándolo solo en Windows. En los monitores que se están presentando, además significa que son de 144 Hz, si bien el HDR puede ser de 400 nits, 600 nits o de 1000 nits, y este último es el que se suele entender como HDR de verdad, y a ser posible con múltiples zonas de atenuación local.

AMD y Ubisoft han colaborado para actualizar Far Cry 5 y que el juego pueda hacer esta detección de modos HDR automáticamente dentro del juego, acercando el color y aspecto general del juego más cercano a la idea que tenían los artistas del juego sobre él.

Vía: The Tech Report.