Las unidades de estado sólido de tipo PCIe 5.0 no son especialmente comunes ahora mismo, pero hay algunos diseños interesantes en el mercado como el de la CS3150 de PNY del presente análisis. Como todas estas unidades PCIe 5.0, necesita refrigeración dedicada para mantener su rendimiento máximo, y en esta serie incluye un generoso disipador con dos pequeños ventiladores. Pero hay también un modelo con iluminación ARGB que dará un poco más de color a cualquier PC.

Desembalado y características

desembalado.webp

La CS3150 RGB llega en una pequeña caja negra y ciertamente más alta de lo habitual, con información sobre su velocidad máxima y destacando la iluminación ARGB que incluye. Al abrirla se ve una lámina de protección y luego la SSD embutida y debidamente protegida. El disipador está preinstalado, con un cable que sale de lo que sería la parte inferior según la orientación por la que ha optado PNY.

Esta unidad tiene un tamaño de 80 mm × 24 mm × 17 mm, que no es especialmente alta, aunque tiene un formato muy compactado. Pesa apenas 56 g, a pesar de incluir dos pequeños ventiladores y un cable de unos 35 cm con un conector USB 2.0 para alimentarlo y controlar el ARGB.

La unidad incluye un controlador PS5026-E26-52 de Phison para interfaz PCIe 5.0 ×4 y protocolo NVMe 2.0. Integra todas las características de seguridad esperables, además de cifrado por hardware de tipo AES-256. Incluye chips de memoria NAND 3D de tipo TLC de 232 capas fabricados por Micron. También incluye 2 GB de LPDDR4 a 4266 MHz para funcionar como búfer, además de la habitual SLC para caché.

Esta serie se vende en capacidades de 1 TB y 2 TB, con una durabilidad de 700 TB o 1400 TB, por lo que es bastante alta, aunque vaya siendo cada vez más normal ante la maduración de los chips de memoria TLC. Aun así se acompaña de una garantía limitada de cinco años. Su consumo máximo se sitúa en torno a los 10 W, que es lo que justifica la integración de un disipador más generoso, porque es en torno al doble del consumo de las PCIe 4.0. Alcanzan una velocidad máxima de 12/11 GB/s. No se da información del rendimiento aleatorio.

Serie CS3150 de PNY
Característica CS3150, 1 TB CS3150, 2 TB CS3150, 1 TB (con RGB)
Lectura secuencial 11500 MB/s 12000 MB/s 11500 MB/s
Escritura secuencial 8500 MB/s 11000 MB/s 8500 MB/s
Durabilidad 700 TB 1400 TB 700 TB
PVPR 179.99 $ 189.99 $
PVP 254.5 EUR 268.75 EUR

En cuanto a su instalación, al ser una SSD de tipo PCIe 5.0, y de alto rendimiento, lo idóneo es ponerla en la ranura M.2 de la placa base que esté conectada directamente a la CPU y no al chipset. En otro caso, suele haber una disminución del rendimiento. Esa ranura suele estar pegada a la CPU, quedando por encima y muy pegada también a la tarjeta gráfica.

Eso también hace que en la orientación elegida por PNY, el cable puede molestar si sale hacia abajo. Teniendo en cuenta que necesita una toma USB 2.0 para alimentarla y controlarla, y suelen estar en la parte inferior de la placa base, el cable va a molestar porque no es suficientemente largo para enrutarlo por detrás de la placa base. Se puede ver en la imagen del siguiente apartado cómo queda en la placa base TUF Gaming X670E-PLUS, con el cable muy pegado a la tarjeta gráfica.

Pruebas

dscf2532.webp

Todas las SSD actuales proporcionan una experiencia de uso similar en el día a día independientemente de su coste. Lo que quiero decir con ello es que la mayoría de las tareas que se tienen que hacer de leer y escribir ficheros en un uso normal se realizan en unos tiempos muy parecidos o indistinguibles para el usuario final. Las unidades SATA3, PCIe 3.0, PCIe 4.0 o PCIe 5.0 no tendrán diferencias notables si se utilizan para jugar —salvo que usen DirectStorage, y son poquitos—, arrancar el sistema operativo o tareas básicas en programas de diseño, ya que dependen más del procesador y tarjeta gráfica.

Aun así, pueden proporcionar velocidades muy distintas para otras tareas más específicas, como copia de archivos grandes o pequeños entre discos, descarga de múltiples archivos de internet mientras se usan varias aplicaciones, a la hora de tener activas varias máquinas virtuales, para crear servidores web y de bases de datos, o incluso en algunos juegos que hagan un uso intenso de lectura para cargar objetos a medida que el jugador avanza por un mapa.

Las pruebas de las unidades SATA y PCIe 3.0 están realizadas en un PC con una placa base B660M-A Wifi D4, memoria DDR4-3733 y un Core i5-12400. Las pruebas de las unidades PCIe 4.0 están realizadas en el equipo anterior u otro con una placa base Prime Z690P de ASUS, memoria DDR5-6400 y un Core i7-12700K. En ambos los resultados son iguales. Para las pruebas con PCIe 5.0 el equipo incluye un Ryzen 5 7600X, una placa base X670E-PLUS TUF Gaming Wifi con DDR5-6000.

Lectura/escritura aleatoria y secuencial

Las primeras pruebas son de lectura/escritura secuencial y aleatoria de archivos de 128 kB y 4 kB respectivamente, en el que se miden los resultados con colas de profundidad variables. Estas colas representan el número de operaciones que están siendo ejecutadas en un momento dado, y debido a la naturaleza de la memoria NAND, el rendimiento se beneficia de tener colas de mayor profundidad que potencia el paralelismo en las operaciones de entrada/salida (E/S).

En una prueba enlatada es habitual que la profundidad de cola sea de 32 para saturar el enlace E/S, pero en un uso más del día a día la profundidad de la cola suele ser sobre todo de 1, 2 y 4. En los siguientes datos se recogen los resultados de la media de estos tres tamaños de colas de profundidad. En el caso de las pruebas secuenciales, se realizan con bloques de 128 kB, y en las pruebas aleatorias son bloques de 4 kB. Se han dejado durante 3 minutos a cada cola de profundidad y prueba —en total cinco pruebas distintas— con IOMeter, tras acondicionar la SSD para conseguir un estado estable de rendimiento.

Lectura secuencial 128 kB (MB/s)
CS3150 (1 TB)
7044
MP700 Pro (2 TB)
6995
MP44 (2 TB)
4079
Z44A5 (1 TB)
3609
Cardea A440 (2 TB)
3115
KC3000 (2 TB)
2983
XLR8 CS3140 (1 TB)
2720
KC2500 (1 TB)
2676
Spectrix S40G (1 TB)
2425
KC2000 (2 TB)
2348
MP600 Elite (2 TB)
2180
960 EVO (500 GB)
2103
Legend 710 (1 TB)
1903
MP600 Core XT (2 TB)
1887
950 PRO (250 GB)
1875
Gammix S11 (480 GB)
1725
Gammix S5 (512 GB)
1410
MP44S (2 TB)
1219
850 EVO (1 TB)
506
UV500 (480 GB)
498
BX200 (480 GB)
472
MX300 (750 GB)
466
MX300 (2 TB)
452
Escritura secuencial 128 kB (MB/s)
CS3150 (1 TB)
7933
MP700 Pro (2 TB)
7696
Cardea A440 (2 TB)
5260
XLR8 CS3140 (1 TB)
4516
MP44 (2 TB)
4481
MP600 Core XT (2 TB)
4194
KC3000 (2 TB)
4161
Z44A5 (1 TB)
3669
MP600 Elite (2 TB)
2663
KC2500 (1 TB)
2420
KC2000 (2 TB)
1941
Spectrix S40G (1 TB)
1609
Legend 710 (1 TB)
1590
MP44S (2 TB)
1454
Gammix S11 (480 GB)
1450
Gammix S5 (512 GB)
927
960 EVO (500 GB)
869
950 PRO (250 GB)
805
850 EVO (1 TB)
482
MX300 (750 GB)
444
MX300 (2 TB)
430
UV500 (480 GB)
180
BX200 (480 GB)
99
Lectura aleatoria 4 kB (MB/s)
MP700 Pro (2 TB)
185
KC3000 (2 TB)
176
CS3150 (1 TB)
174
Cardea A440 (2 TB)
166
MP600 Elite (2 TB)
145
MP600 Core XT (2 TB)
144
MP44 (2 TB)
135
MP44S (2 TB)
129
KC2000 (2 TB)
125
XLR8 CS3140 (1 TB)
122
Z44A5 (1 TB)
115
950 PRO (250 GB)
101
Gammix S11 (480 GB)
98
KC2500 (1 TB)
98
Gammix S5 (512 GB)
97
Spectrix S40G (1 TB)
92.3
960 EVO (500 GB)
92
Legend 710 (1 TB)
76
850 EVO (1 TB)
73.6
UV500 (480 GB)
49.2
MX300 (2 TB)
40
BX200 (480 GB)
37.2
MX300 (750 GB)
37.1
Escritura aleatoria 4 kB (MB/s)
Cardea A440 (2 TB)
380
KC3000 (2 TB)
359
XLR8 CS3140 (1 TB)
263
Gammix S11 (480 GB)
185
KC2500 (1 TB)
184
KC2000 (2 TB)
172
960 EVO (500 GB)
167
MP700 Pro (2 TB)
166
950 PRO (250 GB)
158
CS3150 (1 TB)
157
MP44S (2 TB)
155
MP600 Elite (2 TB)
147
MP600 Core XT (2 TB)
143
Spectrix S40G (1 TB)
112.7
850 EVO (1 TB)
105
Gammix S5 (512 GB)
81
MP44 (2 TB)
57
UV500 (480 GB)
52.9
Legend 710 (1 TB)
52
MX300 (750 GB)
46.5
Z44A5 (1 TB)
41
BX200 (480 GB)
35.6
MX300 (2 TB)
27.3
Lectura-escritura mixta 128 kB (MB/s)
MP44 (2 TB)
2485
CS3150 (1 TB)
2412
MP700 Pro (2 TB)
2362
KC3000 (2 TB)
2167
Cardea A440 (2 TB)
2100
Z44A5 (1 TB)
1898
XLR8 CS3140 (1 TB)
1725
MP600 Core XT (2 TB)
1665
MP600 Elite (2 TB)
1590
KC2500 (1 TB)
1134
Legend 710 (1 TB)
1124
MP44S (2 TB)
1115
Gammix S5 (512 GB)
852
Gammix S11 (480 GB)
740
KC2000 (2 TB)
674
Spectrix S40G (1 TB)
601
960 EVO (500 GB)
547
950 PRO (250 GB)
535
850 EVO (1 TB)
356
MX300 (750 GB)
333
MX300 (2 TB)
292
UV500 (480 GB)
252
BX200 (480 GB)
167

Otras pruebas

A continuación tenéis la habitual prueba en CrystalDiskMark 8 entre otras que están en la línea de los resultados anteriores.

Herramienta de gestión

La herramienta de gestión es VelocityX, la cual es bastante simple pero permite cambiar bien los parámetros de funcionamiento de la SSD. Se puede modificar la velocidad del ventilador, incluido una curva de cinco puntos que como mínimo empezará a activar el ventilador a los 55 ºC. Es muy útil para quitarse el ruido de la curva por defecto cuando el equipo en realidad está en reposo.

La velocidad mínima se sitúa en torno a las 3500 r. p. m. y la máxima a las 18 000 r. p. m., que en este último caso el ruido se sitúa sobre los 40 dB y es ligeramente desagradable, pero realmente nunca va a tener que funcionar a tantas revoluciones.

El otro apartado a gestionar es la iluminación ARGB, de manera igualmente simple. Se puede elegir varios modos predefinidos, incluido el habitual de arcoíris que aquí PNY lo llama 'Neón'. Y eso es todo lo que se puede hacer con la SSD a través de este programa, aunque es bastante más de lo que permiten la mayoría de las compañías en sus SSD tipo PCIe 5.0.

Limitación térmica

Las pruebas anteriores han sido realizadas con el disipador integrado en la unidad y con los ventiladores activos, aunque tienen un modo parada para hacer cero ruido. Con este disipador la temperatura máxima de funcionamiento es de 65 ºC, por lo que no hay ningún tipo de problema de limitación térmica. Lo he dejado en escritura en IOMeter durante unos veinte minutos, pero tras los cinco primeros la temperatura se queda en la temperatura indicada.

El ruido que puede hacer en esa situación se encuentra sobre los 33 dB con los ventiladores a unas 12 500 r. p.m., aunque es un ruido algo grave y que, si sube de ahí, puede resultar ligeramente molesto. Pero en un funcionamiento en el día a día, la unidad funcionará sobre los 55 ºC con los ventiladores a 3500 r. p.m. Si el ambiente es más fresco y la unidad está por debajo de los 55 ºC, los ventiladores se pararán.

Sin los ventiladores, la CS3150 pasa en un par de minutos a los 76 ºC, mirándolo en IOMeter en escritura secuencial, para poco después alcanzar los 80 ºC, momento en el que entra en limitación térmica. Baja su rendimiento para mantener su temperatura en los 79-80 ºC, cayendo en torno a un 30 %. Un par de minutos después la temperatura sube a los 82 ºC, donde se mantiene, y baja cada vez más el rendimiento, quedándose en unos 5300 MB/s frente a los 9400 MB/s iniciales.

Esto significa que los ventiladores sí son necesarios para que la SSD funcione a su máximo rendimiento. Por tanto, no se puede usar simplemente con el disipador de una placa base, salvo que ese disipador esté especialmente diseñado para una SSD de tipo PCIe 5.0, que las hay. El uso de esta unidad sin una refrigeración generoso o por aire no es posible.

Máximo rendimiento

conclusion.webp

Es innegable que la CS3150 tiene un gran rendimiento, de lo más alto del sector, aunque durante este 2024 ya van a llegar al mercado algunos modelos que le van a superar. Por lo que, como siempre, lo importante de las SSD no es tanto ese rendimiento, porque es excelente, como los extras y el precio. Esto último es básicamente lo que hace que las PCIe 5.0 todavía se queden solo al alcance de unos pocos.

La velocidad máxima de transferencia secuencial es de la mejor del mercado, aunque el controlador E26 de Phison no marca diferencias en el rendimiento aleatorio frente a los controladores para PCIe 4.0, incluidos los de la propia Phison. Eso sí, la unidad tiene una alta durabilidad, y permite que los jugones con los mejores equipos del mercado estén preparados para cuando DirectStorage se implemente en la mayoría de juegos que lleguen al mercado. Eso está yendo más lento de lo esperado, pero en este 2024 llegarán bastante más títulos con ello.

Por lo demás, el disipador hace una gran labor a la hora de mantener en una temperatura controlada a la SSD. Son unidades que consumen en torno a los 10 W, por lo que ya se hace indispensable su uso con disipadores y, hasta cierto punto, con ventiladores. Eso puede añadir un punto adicional de ruido al equipo, pero PNY consigue sorprende para bien al incluir ese cabezal USB para regularlo al gusto del usuario. Junto con el ARGB incluido, es una SSD orientada a los mejores equipos con pocas pegas reales que ponerle.

Recomendado Geektopia

Puntuación

9.5

sobre 10

Lo mejor

  • Lo mejor de lo mejor en SSD en la actualidad.
  • Buena refrigeración que permite controlar bien la temperatura.
  • Iluminación ARGB y ventilador plenamente controlables.

Lo peor

  • Los ventildores pueden ser algo molestos.
  • Es complicado sacarle partido en el día a día al rendimiento de las PCIe 5.0.