Una de las mejores refrigeraciones líquidas del mercado, y la mejor en lo referente a calidad-precio, es la Liquid Freezer II 240 que pude analizar el año pasado de la alemana ARCTIC. Pero en los tiempos que corren hay muchos jugones que buscan productos con iluminación RGB aunque eso no mejore su rendimiento. Pero la estética es importante para los equipos, y quizás por eso ARCTIC renovó recientemente la serie Liquid Freezer II con modelos con iluminación ARGB. A su vez hay ciertos cambios en el ensamblaje que comentaré a su debido tiempo en este análisis de la Liquid Freezer II 240 A-RGB.

Al tener que cambiar los ventiladores la compañía ha sacrificado algo de rendimiento térmico a cambio de un sistema de iluminación fiable y llamativo. En el artículo habrá que ver hasta qué punto afecta ese cambio de ventiladores a las temperaturas del procesador. Ese cambio orienta esta refrigeración a un público diferente, que busque algo más llamativo para un equipo algo más normal.

Ese cambio hace que suba el PVPR desde unos 84 euros hasta los 110 euros del modelo de doble ventilador de 120 mm que analizo en el artículo. Eso sí, existe una versión intermedia simplemente con illuminación RGB más barata que se queda en los 95 euros de PVPR. El PVP, como siempre, puede variar bastante entre tienda y país, y bajar con el tiempo. No se puede decir que la compañía no intente agradar a todo el mundo.

Desembalado

desembalado.jpeg

El empaquetado de esta refrigeración Liquid Freezer II 240 A-RGB sigue la pauta de la compañía, intentando reducir el uso de plástico para usar cartón cuando se puede, aunque en algunas cosas es imposible. El conjunto de radiador y tubos está protegido por bolsas de plástico para evitar rozaduras u otros daños durante el transporte y almacenaje. Sin embargo, la bomba de agua está protegida por una cubierta de cartón.

Dentro de la caja hay otra pequeña caja que incluye la tornillería y enganches necesarios para instalarla en placas base con procesadore de Intel y AMD, así como una pequeña cantidad de pasta térmica MX5. La compañía ha dejado de incluir una tarjeta de cartón con el QR para ver el manual del producto para ponerlo en una de las caras de la caja, lo cual está bien para reducir el uso innecesario de cartón —y pequeños costes adicionales, todo sea dicho—. El diseño de la caja ha mejorado, alejándose de sosos tonos azules y grises para introducir bastante más color. En ella también destaca los seis años de garantía limitada que ofrece con el producto.

El radiador está hecho de aluminio en color negro, con un sistema de aletas habitual en este tipo de dispositivos. Los ventiladores están preinstalados, los cuales reciben la alimentación y señal de iluminación a través de los tubos de conexión del radiador con la bomba de agua. Los ventiladores tienen gomas antivibración, siendo axiales y hechos en plástico blanco y traslúcido. Los tubos están bien forrados de tela trenzada, siendo suficientemente flexibles como para que no sea un impedimento instalar el radiador en cualquier parte del equipo. Son también bastante largos, lo cual es a su vez algo a favor y algo en contra, dependiendo del tamaño de la caja y dónde se ubiquen.

La bomba de agua tiene un diseño atípico. Los cables salen directamente del centro en lugar de un lateral, y tiene un pequeño ventilador para mover el aire en una zona tan sensible como es la del módulo de regulación de voltaje (VRM) del procesador. Visualmente es una bomba de buen diseño, poco extravagante, pero sí distinta a usada por otras compañías. Eso sí, no dispone de iluminación ARGB cuando los modelos con iluminación de otras compañías si lo tienen. Aun así, personalmente prefiero el ventilador del VRM a que tenga iluminación. La base de la bomba de agua es de cobre.

Características

Vídeo

Esta refrigeración integrada Liquid Freezer II 240 A-RGB cambia los ventiladores del Liquid Freezer II 240 del que parte por unos P12 PWM PST A-RGB, perdiendo algo de rendimiento térmico por el camino. El radiador de aluminio en color negro es grueso, con un tamaño de 120 mm × 277 mm × 38 mm, compactado al tamaño de los dos ventiladores de 120 mm incluidos, y con el espacio justo para los tubos que lo conectan con el bloque de agua.

Ese bloque tiene un diseño un poco más especial, y en lugar de salir los tubos por un lado salen de la parte superior. El bloque tiene un tamaño de 53 mm × 98 mm × 78 mm y funciona hasta a 2000 r. p. m., alimentado con un cable de cuatro pines que también da energía a los ventiladores, mientras que para la iluminación ARGB dispone de otro cable para conectarlo a un cabezal de este tipo de la placa base. A través de la funda de los tubos de agua van los cables que da energía e iluminación a los ventiladores, por lo que queda el conjunto bastante limpio de cables.

Los ventiladores son dos de 120 mm × 120 mm × 25 mm, y funcionan entre las 200 y 1800 r. p. m. Tienen una presión máxima de 1.85 mmH2O, un caudal de hasta 82.9 m3/h (48.8 CFM) y un ruido máximo de 22.5 dB. El especial venitlador para el módulo de regulación de voltaje gira entre los 1000 y 3000 r. p. m.

La refrigeración Liquid Freezer II 240 A-RGB se puede instalar en placas base con zócalos LGA1150, LGA1151, LGA1200, LGA1156, y AM4. El peso total de radiador, bloque y tubos es 1226 g.

Liquid Freezer II 240 A-RGB de Arctic
Bomba de agua53 mm × 98 mm × 78 mm
- Velocidad800-2000 r. p. m.
Radiador120 mm × 277 mm × 38 mm
Ventiladores2 de 120 mm × 120 mm × 25 mm
- Velocidad200-1800 r. p. m. ± 10%
Peso total1213 g
ZócalosLGA1150, LGA1151, LGA1200, LGA1156, AM4
PVPR109.99 euros
PVP103 euros (jun. 2021)

Montaje

montaje.jpeg

El montaje de la serie Liquid Freezer II se ha ido mejorando con el tiempo, y esta tercera revisión ha introducido nuevos cambios. Se simplifica un poco para procesadores de Intel, y en el caso de los procesadores de AMD como la que he realizado para este análisis es una instalación muy sencilla. El equipo de pruebas que uso actualmente es un Ryzen 7 5800X de AMD con una X570-F Gaming de ASUS. En caso de haber instalado una refrigeración distinta antes sin la placa de sujeción que se incluye con las AM4, hay que recuperarla para la Liquid Freezer II.

Usando esa placa, la instalación consiste en poner unos separadores de plástico blanco sobre cada uno de los cuatro agujeros, poner con cuidado encima una placas de metal mirando bien en qué agujero de los dos, y atornillarla cada placa con dos tornillos. La versión de Intel no es muy distinta pero los separadores son de metal enroscables y las placas de metal son otras y van en una posición distinta. Pero la mecánica es la misma.

Vídeo

Tras quitar el plástico de la base de la bomba de agua —se insiste mucho en eso, pero no sería la primera vez que hago una instalación dejándola puesta por descuido—, se ponen dos placas a los laterales de la misma. Una vez echada un poco de pasta térmica de la excelente MX5 que se incluye con esta versión de la Liquid Freezer II, se procede a ponerla encima. Se fija con cuatro tornillo moleteados, por lo que la sujeción inicial se puede hacer a mano pero hay que apretar preferiblemente con un destornillador al final. Pero no mucho, no hay que pasarse de fuerza.

Los agujeros usados para fijarla depende del modelo de procesador, incuido dentro de la gama de AMD. Para los 3000 y 5000, con un chíplet de núcleos y otro para control (E/S, memoria, etc.), se indica que alternativamente se usen otra combinación de agujeros para mejorar el rendimiento térmico de esta refrigeración.

El procedimiento de montaje se ha venido revisando desde la presentación del modelo original, y cada vez es mejor y más sencillo. Como siempre, suele ser preferible realizar el montaje de la refrigeración sobre la mesa que directamente en la caja. Debido a la baja viscosidad de la MX5, es indispensable ponerla estando la placa base en horizontal, o de otra forma si se hace en vertical —por ejemplo, al cambiar una refrigeración en un equipo ya montado— va a gotear. Se puede usar mismamente el método de la bola en el centro del procesador, sin echar demasiada ni demasiado poco. Una bolita de 2-3 mm de diámetro estará bien.

Hay una cosa más que tengo que comentar porque afecta a los que la instalen en el frontal del equipo. Los ventiladores ARGB vienen con cables cortos y afecta al montaje. De entrada recomiendo ponerla en la parte superior de la caja si hay hueco para ello, o de otra forma toca desmontar los ventiladores. Nada fuera de lo habitual ya que los tornillos de los ventiladores al radiador se usan para fijar la refrigeración en la caja. Pero los cables cortos del ARGB hace que no haya podido conectar más que uno de los dos ventiladores al conector que llega a través de los tubos. Es un tema de la caja y de esa escasa longitud de los cables.

Además, los conectores ARGB llegan con una funda por defecto, por lo que para desmontar los ventiladores y montarlos en el frontal hay que cortar la funda, con un cúter por ejemplo —con cuidado y sin cortar los cables—. La solución final al problema de la iluminación del segundo ventilador es usar un extensor ARGB, que afortunadamente tenía uno en la caja de cables, pero no será lo habitual. Igual es posible conectar ambos ARGB en otras cajas, pero después de dedicarle un rato no veía la forma de instalar los ventiladores y que diera para conectar ambos ARGB de los ventiladores.

Sea como sea, tenedlo en cuenta a la hora de instalar la refrigeración. Como digo, lo más recomendable es instalar en la parte superior porque os ahorraréis problemas. Además, por la gran longitud de la tarjeta gráfica que tenía instalada, los tubos han tenido que ir momentáneamente por el lateral de la tarjeta gráfica. No es lo ideal porque el calor de la tarjeta calentará a los tubos. Dedicando un poco más de tiempo a doblar un poco más los tubos —son bastante rígidos por la cobertura—, he podido instalarla como se debe.

Pruebas

pruebas.jpeg

La refrigeración Liquid Freezer II 240 es un modelo de buen rendimiento y precio comedido, pero en esta versión se han cambiado las características de los ventiladores. Rinden menos, y eso se va a notar en las temperaturas. Por eso me ha venido bien el cambio del equipo de pruebas a un Ryzen 7 5800X porque es un procesador que se calienta mucho, si bien tiene poco margen de subida adicional. Además, el análisis de este procesador lo hice con la Liquid Freezer II 240, por lo que puedo comparar los resultados con los del Liquid Freezer II 240 A-RGB.

Lo he probado con una prueba de carga en Cinebench R23 durante media hora. El resultado final en esta prueba tras varias ejecuciones es de 15 321 puntos frente a los 15 367 puntos que obtuve en el análisis del 5800X. Es una variación mínima y dentro del margen de error, y por tanto se puede ver que con el cambio de ventiladores no hay una pérdida de rendimiento en un procesador exigente en el plano térmico como es el Ryzen 7 5800X.

La temperatura ambiente es de 27 ºC, con la temperatura en carga pasando la prueba de Cinebench R23 es de 88 ºC (Δ 61 ºC). Es solo un grado más que los resultados de la Liquid Freezer II 240, por lo que al final tampoco tiene un rendimiento mucho peor. En reposo se sitúa sobre los 39 ºC (Δ 12 ºC). En juegos la cosa varía bastante, pero en general se puede situar sobre los 75-80 ºC (Δ 48-53 ºC), que no es un valor muy distinto del obtenido con la Liquid Freezer II 240.

Hay una cosa a tener en cuenta de los resultados anteriores y es la pasta térmica. En el Liquid Freezer II 240 usé la MX4 y estas pruebas de la Liquid Freezer II 240 A-RGB he usado la MX5, que es la que viene con ella. La MX5 puede conseguir bajar un par de grados la temperatura del procesador respecto a la MX4, por lo que en realidad la diferencia sería más bien de tres grados en carga y no solo uno. Lo cual sigue siendo muy buen resultado. Aunque, al final, suponga una ligera pérdida de rendimiento térmico por el cambio de ventiladores, pero no me parece gravísimo.

En cuanto al ruido, en carga completa se sitúa sobre los 38 dB medidos a un metro del lateral del equipo con la tapa quitada. En carga completa el modelo base se situaba en unos valores similares, pero en este modelo el ruido que genera el ventilador es mucho menos molesto. En un uso normal, en juegos por ejemplo, el ruido se sitúa más hacia los 30-34 dB dependiendo bastante del juego concreto y lo exigente que sea de procesador, y en reposo no se escucha la refrigeración.

Mejora en lo visual, excelente rendimiento

conclusio__n.jpeg

Voy a empezar diciendo que la elección de nombre de esta refrigeración puede llevar a engaño. Alguien puede pensar que es la misma refrigeración que la Liquid Freezer II 240 pero con iluminación ARGB, lo cual es incorrecto. El cambio de ventiladores hace que la Liquid Freezer II 240 A-RGB disipe menos calor, aunque aun así sigue proporcionando buenos resultados.

De lo que no se trata es de un producto a los usuarios más exigentes ni, en esta versión de 240 mm, a los que busquen hacer una buena subida de frecuencias a su procesador. Es más bien un producto que recomiendo para los que quieran una refrigeración líquida buena con RGB. Hay refrigeraciones de mejor rendimiento térmico con ARGB pero a su vez son modelos más caros que este, por lo que ARCTIC sigue teniendo la ventaja de la relación calidad-precio con este modelo Liquid Freezer II 240 A-RGB.

Para los que quieran una refrigeración líquida más económica y con temperaturas algo mejores pero a su vez algo más ruidosa, les sigo recomendando la Liquid Freezer II 240 también de ARCTIC. No es malo que se saquen versiones alternativas de un modelo base porque en la variedad está el gusto.

Recomendado Geektopia

Puntuación

9.2

sobre 10

Lo mejor

  • Los ventiladores son más silenciosos que el modelo base.
  • Buenas temperaturas.
  • Buena calidad de construcción.
  • La iluminación ARGB es siempre atractiva.

Lo peor

  • Los ventiladores mueven menos aire que los incluidos en el modelo base.
  • La instalación en el frontal del equipo puede dar problemas para conectar la iluminación ARGB (ver artículo).