Garmin ha anunciado dos nuevos modelos de relojes de actividad, los Forerunner 945 LTE y Forerunner 55. Durante la presentación la compañía se ha centrado en casos de uso relacionados con correr, con alguna referencia adicional al triatlón y el ciclismo, cosa lógica ya que forman el gran núcleo de usuarios de estos dispositivos. La principal novedad de estos dispositivos tiene que ver con la inclusión de la 4G LTE en su modelo tope de gama Forerunner 945, lo cual permitirá dejarse el móvil en casa para usarlo.

Garmin da respuesta a una preocupación bastante frecuente entre los deportistas, especialmente entre los que realizan deporte en solitario y que temen sufrir algún tipo de agresión o accidente durante su entrenamiento. Mediante la tecnología LTE los deportistas podrán compartir su ubicación e incluso mandar una señal de emergencia para contactar con el Centro de Coordinación de Emergencias (IERCC) de Garmin y solicitar ayuda, disponible 24×7.

Además de compartir ubicación, el dispositivo permitirá compartir datos de rendimiento deportivo, para que desde la distancia puedan seguir tu entrenamiento y darte consejos. Eso sí, no creo que se pueda usar en competiciones, muchas federaciones tienen prohibidos este tipo de dispositivos dado que pueden usarse para pasar información durante sus eventos deportivos.

Tras asistir a la presentación virtual pregunté a la compañía si piensan extender la tecnología LTE a otros de sus modelos, pero de momento no tenían más información que dar sobre ello. Probablemente esto sea una prueba de fuego y según los resultados Garmin se decida a ampliar el servicio a otras gamas. La autonomía se mantiene casi igual con la inclusión de LTE si no está activa. En torno a las 35 horas solo con GPS, 12 horas con GPS y música y apenas 7 horas con GPS, música y LTE activos, que es una buena duración.

El precio del Forerunner 945 LTE es de 650 euros y estará disponible en dos modelos (blanco y amarillo), existiendo también una lote que incluye los sensores HRM-Pro y HRM-Swim con el reloj en amarillo por 800 euros. Para poder emplear la tecnología LTE se deberá abonar una cuota mensual de conexión, con un coste de 7.99 € al mes, que se reduce a 6.99 € al mes si se paga todo un año de golpe.

La otra presentación de Garmin ha sido la del modelo Forerunner 55 cuyo punto fuerte es su autonomía de 20 horas con GPS, que según Garmin sería la mayor duración del mercado en su punto de precio. Por sus características técnicas y las funcionalidades que ofrece es una gran opción para la gente que se inicia en el uso de relojes deportivos —o simplemente que no necesita nada más avanzado—, especialmente para correr. Para esa actividad incluye PacePro y otras funcionalidades inteligentes avanzadas de seguimiento de carrera.

El precio oficial es de 199 euros y está disponible en negro, blanco, aguamarina y gris.