La empresa polaca Genesis lleva tiempo expandiendo su ámbito de actuación y la llegada de sus últimos productos la deberían situar en el punto de mira para aquellos jugones que quieren cambiar algún periférico. Entre los modelos más recientes se encuentra el ratón Xenon 800 que es muy versátil aunque está orientado a aquellos que buscan un ratón especialmente ligero. Pero es un ratón con varias sorpresas que lo convierten en más versátil si cabe que otros modelos que rondan los 50 euros.

Desembalado

0_img_2630.jpeg

El Xenon 800 se vende en una caja negra y roja, el color preferente para la compañía, en la cual se detalla prácticamente todas las características del mismo y sus contenidos, por lo que es una buena aproximación a lo que se puede esperar de este ratón. Lo primero que se ve al abrir la caja son los extras y el cable de conexión del ratón, y esos extras son cuanto menos curiosos pero los comentaré un poco más abajo.

El ratón tiene un diseño en color negro mate, bastante agradable al tacto, pero a la hora de minimizar su peso se ha optado por una rejilla hexagonal que deja la superficie llena de agujeros. Eso le da al ratón una sensación rara al tacto que se tarda un poco en acostumbrarse, pero tras varias horas usándolo pasará desapercibido. El cable de conexión tiene 1.8 m de largo, es ciertamente más grueso de lo habitual, y está forrado de tela trenzada lo que le da un buen aspecto y buena sensación aunque me hace dudar de si aguantará bien el roce continuo con un uso intenso. Termina en un conector USB 2.0.

En la parte superior tiene un botón adicional que por defecto sirve para cambiar la sensibilidad del sensor óptico incluido. También incluye dos botones adicionales en la parte izquierda, y por su forma es claramente para diestros. En cuanto a ese diseño, me parece bastante bueno porque tiene cierta caída hacia la derecha, lo cual beneficia a los que tenemos un agarre tipo palma. Encajará bastante bien en cualquier mano grande, y en general el ratón tiene un buen diseño, sencillo pero efectivo.

La ruedecilla tiene un ligero toque a goma y quizás eche en falta que tenga un tipo de relieve distinto que dé un poco más de sensación de desplazamiento de la rueda, pero aun así es buena. Los interruptores principales tienen buen clic, así como los laterales, y son de buena calidad. En la parte inferior hay un interruptor para cambiar entre el muestreo del sensor entre los 125 Hz, 500 Hz y 1000 Hz para no tener que entrar en el programa de configuración para hacerlo.

También en la parte inferior se pueden ver las almohadillas de teflón, pero me parecen un poco pequeñas, aunque todo sea para reducir el peso al máximo del ratón. Eso significa que también por debajo hay una rejilla hexagonal en busca de reducir el peso al máximo, pero el equilibrio entre peso y tamaño de almohadillas está descompensado. A pesar de su tamaño, el ratón desliza muy bien, incluso mejor que el Naga Pro que uso actualmente y otros que he probado recientemente, sobre todo por su poco peso.

En cuanto a los extras, se proporciona un recambio de las almohadillas del ratón además de un botón rojo para cambia el negro de la parte superior del ratón. También se incluye una bandeja con doce pesos de 2 g insertados en una bandeja la cual tiene un peso aproximado de 3 g para cambiar en total hasta 21 g los 56 g de peso que tiene el Xenon 800. Por último, Se proporciona un reposamano liso en lugar del enrejillado que viene por defecto con el ratón, lo cual le sumará algunos gramos extras.

Características

Vídeo

El tamaño de este ratón es de120 mm × 66 mm × 43 mm y cuenta con un peso de solo 56 g gracias a que, como ya he comentado, el ratón parece más un queso gruyer que un ratón al uso. Dispone de iluminación ARGB en la parte inferior, debajo del reposapalma, y tanto en la ruedecilla como en el logo que se ve a través del reposapalmas gruyer. En general la iluminación me gusta bastante, e incluso en el efecto arcoíris por defecto queda bien. Quizás la única pega es que la iluminación de debajo del reposapalma no se vea muy bien porque está un par de milímetros hacia dentro de la carcasa y queda ligeramente oculta desde el punto de vista del usuario, aunque se puede apreciar por su incidencia en la superficie.

Los botones de acción principales del Xenon 800 incluyen interruptores mecánicos OMRON de muy buena calidad. Tiene un clic agradable, ni demasiado alto ni bajo, ligeramente más agudo que otros, pero agradable aun así. Los dos botones laterales tienen una superficie con acabado en brillante, suave, y ligeramente más duros de apretar que los principales, más propio de este tipo de botones para evitar clics accidentales.

Xenon 800 de Genesis
Dimensiones120 mm × 66 mm × 43 mm
Peso58 g
ConexiónCable de 1.85 m
SensorPWM3389 de PixArt
Sensibilidad16 000 PPP (píxeles por pulgada)
Velocidad400 PPS (pulgadas por segundo)
Aceleración50 G
Muestreo1000 Hz
Botonesdos principales, clic rueda, dos en la parte izquierda, uno en la parte superior
Extrasiluminación ARGB, 12 pesos de 2 g más bandeja de 3 g (hasta 21 g más)
Manopara diestros
PVPR52.99 euros

El sensor del ratón es un PWM3389 de PixArt que es un sensor óptico de 16 000 PPP de sensibilidad, con una velocidad de 400 PPS, una aceleración de 50 G. El muestreo se puede configurar a 125 Hz, 500 Hz y 1000 Hz mediante el interruptor en su parte inferior. Es un sensor muy, muy bueno, y pocos hay en el mercado que sean claramente mejores. Eso sí, este tipo de sensores es como matar moscas a cañonazos y la mayoría de los jugones no lo aprovecharán al máximo.

Sirven bien para disposiciones multimonitor con alta densidad de píxeles, pero resulta más útil en juegos de disparos jugar a baja sensibilidad para afinar los tiros o con la capacidad de cambiar a una baja sensibilidad al vuelo. Eso lo permite el botón superior. Aun así la sensibilidad de este ratón se ve apoyada por una alta velocidad y aceleración, que son parámetros igualmente importantes para determinar lo bien que se detecta el movimiento. En este caso es un sensor preciso y rápido, y con el programa de configuración se le puede sacar bastante más partido.

Programa de configuración

0_img_2635.jpeg

El programa de configuración de este ratón se puede descargar desde la web de la compañía. Es un program bastante básico pero suficiente, aunque tiene varios problemas. El primero, que solo está en polaco y en inglés. No es que sea un inglés muy difícil el que se usa en estos productos, pero en los tiempos que corren de destrucción del español a manos de todos me parece siempre valorable que llegue en más idiomas.

El otro problema es que el programa no detecta bien las pantallas de alta densidad de píxeles. En un monitor 4K con reescalado al 200 % del escritorio la ventana del programa se verá pequeña. Normalmente las aplicaciones detectan el reescalado del escritorio y si normalmente usan 800 píxeles de ancho, por poner un ejemplo, en un monitor de alta densidad al 200 % lo subirán a 1600 para que se vea nítido y al tamaño que quiere el usuario. El último problema es que la compañía no usa todavía un único programa para centralizar la gestión de sus productos, lo cual hace que tenga que instalar el programa del teclado Thor 300 que también tengo por aquí por analizar.

Los problemas que he indicado antes probablemente no lo sean para la mayoría de usuarios, y teniendo en cuenta que el programa en sí está bastante bien, creo que el software de configuración al final sale bien parado. Permite tener varios perfiles del ratón y para activar cualquier cambio hay que darle a guardar. La primera pestaña permite configurar los botones con una serie de modelos preestablecidos, como por ejemplo los de control multimedia. La segunda tiene que ver con el ajuste de la sensibilidad, con hasta siete preajustes asignados al botón superior. El movimiento se puede configurar en ambos ejes.

La tercera pestaña es la de configuración de la iluminación ARGB, que puede parecer algo básica. Aquí se puede ver que la iluminación del ratón está por defecto al máximo, por lo que en este caso habría sido buena idea por parte de Genesis de darle un poco más de brillo a la iluminación, porque en algunas condiciones puede ser un poco baja. También se puede cambiar los efectos entre varios predefinidos y la velocidad de la misma.

Las opciones avanzadas incluyen algunas como mejora de la precisión del puntero, velocidad de desplazamiento de la rueda, velocidad de doble clic o distacia de separación, que por defecto son 2 mm. Y no falta la posibilidad de crear macros y asignarlas a teclas. La creación y edición de las mismas es relativamente sencilla. En general me parece un buen programa, aunque no le vendría mal ser integrado en un único programa de configuración o darle un lavado de cara. Al final lo que prima es que el ratón funcione bien, que lo hace, pero estos detalles dan una mayor visibilidad a la compañías de segunda fila que quieren abrirse un hueco al mercado internacional.

Ligero, preciso y con extras

0_img_2634.jpeg

Genesis es una empresa relativamente joven, lleva nueve años en el mercado, y ha intentado poco a poco dar el salto al panorama internacional tras cierto éxito en Polonia. Por lo pronto me parece que este producto, el Xenon 800, es muy bueno si además se mira al apartado calidad-precio. Tiene un PVPR en torno a los 50 euros, se puede conseguir incluso por menos en algunas tiendas, y el conjunto de características lo convierten en excelentes.

Eso sí, este ratón es para cierto tipo de jugón que tenga sobre todo un agarre con palma, aunque se manejará bien con garra o yemas, pero su ergonomía va orientada al primero. Si se usa con la palma se notará más la rejilla, a la que te puedes acostumbrar más o menos rápido, y menos con el resto de agarres. Personalmente no me acostumbro del todo a este enrejillado por mi forma de agarrar el ratón, pero no puedo decir que sea molesto o incómodo al usarlo. La ventaja de que sea más ligero debido a ello y que desliza aún mejor me parece un contrapunto a tener en cuenta.

Teniendo en cuenta además que llega con un juego adicional de almohadillas y con un sistema de pesos para dejarlo al gusto de uno, es un ratón al que se le pueden poner pocas pegas. Desliza bien, tiene buena ergonomía, el programa de configuración permite tocar todo lo habitual del sensor, y en general me parece un gran modelo. Es para un nicho de mercado como el de los jugones que quieren un ratón ultraligero, pero aun así con los pesos y el reposapalma sólido puede pasar a funcionar como un ratón típico. Esa versatilidad me gusta mucho del Xenon 800, y sobre todo al precio que lo hace.

Puntuación

9.0

sobre 10

Lo mejor

  • Los extras, sobre todo los pesos para regular su peso.
  • Sensor muy fiable.
  • Buen diseño ergonómico.

Lo peor

  • La rejilla hexagonal puede molestar un poco al tacto.
  • Las almohadillas de teflón podrían haber sido un poco más grandes.