Sharkoon ha anunciado la caja RGB Slider, un modelo que la compañía promociona como compacto, aunque sigue siendo una semitorre con un tamaño de 456 mm × 190 mm × 400 mm (al. × an. × pr.) y un peso de 4.85 kg, y está orientado al sector económico. Eso sí, tiene un diseño simple pero elegante, aunque no se libra de una franja de iluminación ARGB en el frontal que rompe un poco la estética. El lateral izquierdo es un panel de cristal templado.

Se pueden instalar placas base ATX, micro-ATX y mini-ITX, así como tarjetas gráficas de hasta 332 mm de ancho, disipadores de procesador de hasta 157 mm de alto, y fuentes de alimentación de hasta 175 mm de longitud. Esta última irá en su propio compartimento junto a hasta dos unidades de 3.5 pulgadas. Se pueden instalar cinco unidades de 2.5 pulgadas en diversos puntos de la caja. Se incluye una bandeja de 2.5˝ y otra de 3.5˝.

En cuanto a la refrigeración, hay posiciones para tres ventiladores de 120 mm en el frontal, dos de 120/140 mm en la parte superior, y uno de 120 mm en la trasera. Esta última posición está ocupada por un ventilador preinstalado. Se incluye un concentrador de dos conexiones RGB. El panel frontal de conexiones incluye dos USB 3.0, un USB 2.0, dos de audio, y botones de arranque y reinicio.

Su precio es de 39.90 euros.