Jonsbo ha presentado la caja UMX6, un modelo donde predomina la buena estética al centrarse para la carcasa en una aleación de aluminio y magnesio, y le añade dos paneles laterales de cristal templado. Este diseño complica un poco la refrigeración, eliminando los ventiladores frontales y dejando para el movimiento de aire sobre todo ventiladores inferiores y superiores. Es una caja que vende estética en lugar de buenas temperaturas.

El tamaño de la caja es de 501 mm × 224 mm × 482 mm (al. × an. × pr.) y pesa 11.7 kg. Se pueden instalar placas base E-ATX, ATX, micro-ATX y mini-ITX, así como tarjetas gráficas de hasta 330 mm de largo, disipadores de procesador de hasta 169 mm de altura y fuentes de alimentación de hasta 200 mm de longitud. La fuente se instala en el frontal en un compartimento cubierto, y hay un cable que lleva la toma de corriente hasta la parte trasera. Hay espacio para instalar dos unidades de 2.5 pulgadas y dos de 3.5 pulgadas, pero estas dos últimas se pueden convertir en cuatro más de 2.5 pulgadas.

Las posiciones de refrigeración incluye tres de 120 mm o dos de 140 mm en la parte superior, dos de 120 mm en la parte inferior, y uno de 120 mm en la parte trasera. El interior está adaptado para poder instalar radiadores de refrigeración líquida de hasta 360 mm en la parte superior y uno de 120 mm en la trasera. El panel frontal de conexiones incluye dos USB 2.0, dos USB 3.0 y un USB 3.1 tipo C.

Vía: TechPowerUp.