AMD ha usado Fortnite para crear cierto murmullo sobre las primeras tarjetas gráficas de la serie Radeon RX 6000 que serán presentadas el 28 de octubre. Esa colaboración con Epic Games ha llevado a que se pueda apreciar bastante de cerca el nuevo diseño de referencia que tendrán algunos de los modelos de Radeon RX 6000, y supone cierto cambio, para bien, de lo que venía haciendo la compañía.

El diseño es de triple ventilador, en la línea de lo que era el de la Radeon VII —¿os acordáis de ella?, duró como tres meses en el mercado—, pero lo veo bastante mejorado. Al menos en la estética, pero también en la funcionalidad, con la parte superior abierta, y un diseño bastante más agradable. Ese diseño de triple ventilador en la Radeon VII servía, a duras penas, para disipar 300 W de consumo. En cuanto a los conectores, se ven dos DisplayPort, un HDMI y un USB tipo C.

Este diseño incluye dos conectores PCIe de ocho pines, por lo que veo probable que la Radeon RX 6000 más potente llegue a los consumos de 300-350 W que alcanzan las RTX 30 de NVIDIA. Ambas compañías suelen ajustar bastante los conectores de alimentación al consumo máximo de la tarjeta, por lo que con dos PCIe y lo que extrae de la placa base son 375 W.

Sigo rezando por que AMD saque un chip de 96 unidades de cómputo, aunque los rumores siguen diciendo que RDNA 2 será de hasta 80 CU, probablemente con las frecuencias aún mayores que las de RDNA —la PS5 es un buen ejemplo de que podrían ser 2200 MHz—. Con la optimización del 50 % de rendimiento por vatio, un RDNA 2 de 80 CU consumiría sobre los 310 W, diez vatios arriba o abajo, a frecuencias similares de funcionamiento. Si pasa a tener frecuencias bastante superiores, el consumo podría irse a los 350 W.

Vídeo

Vía: Videocardz.