Phanteks ha anunciado un hermano mayor de una de sus cajas más populares, la Enthoo Pro 2, actualizándola en unos aspectos y añadiéndola nuevas funcionalidades, por lo que es una caja bastante distinta. Quizás el principal cambio sea la posibilidad de instalar dos placas base, una en tamaño hasta E-ATX en la parte superior y otra mini-ITX en la inferior. Eso sí, lo permite por tener un tamaño algo más grande que la Enthoo Pro. Ese tamaño es de 580 mm × 240 mm × 560 mm, y la caja tiene un peso de 13 kg.

La caja también tiene espacio para dos fuentes de alimentación en una disposición vertical en lugar de horizontal, ambas con sus propias tapas, pero la segunda ocupa el espacio donde se instala la placa base mini-ITX. Por eso lo adecuado para instalar dos PC en esta caja es usar una fuente como la Revolt X de la propia Phanteks ya que es una fuente modular con dos cables ATX de 24 pines y cuatro EPS de 4+4 pines con un vataje de 1000/1200 W. Si se ponen dos fuentes es para combinarlas como fuente redundante, aunque también se pueden sumar para alimentar la placa base.

La máxima longitud de las tarjetas gráficas a instalar es de 503 mm, y se pueden poner en ambas placas base en sentido horizontal, aunque para ello se precisará del soporte y el extensor PCIe, no incluidos con la caja. Acepta tarjetas gráficas en horizontal que sean de tres ranuras PCIe de ancho.

ph-es620ptg.jpg

El tamaño de la caja también hace que tenga una alta capacidad para unidades de almacenamiento. De serie cuenta con las bandejas para cuatro unidades de 3.5 pulgadas y once de 2.5 pulgadas, pero se pueden cambiar de 2.5 pulgadas por otras de 3.5 pulgadas con las bandejas adecuadas.

En cuanto a la refrigeración, el frontal dispone de una malla hecha de una tela altamente transpirable de nailon, favoreciendo el paso de aire por la rejilla. Detrás de esa malla hay un filtro de aire que se puede quitar fácilmente, o para los valientes pueden no ponerlo y . La caja tiene espacio para hasta quince ventiladores de 120 mm, o varios radiadores de refrigeración líquida. En el frontal se pueden instalar cuatro ventiladores de 120 mm o tres de 140 mm, en la parte superiores tres de 120/140 mm, uno de 120/140 mm en la parte trasera, y tres de 120 mm o uno de 140 mm en la parte inferior. Según los requisitos de almacenamiento, en el lateral derecho se pueden instalar otros cuatro ventiladores de 120 mm. La caja no incluye ventilador alguno preinstalado, y visto lo visto hasta ahora es más apropiada para un sistema de refrigeración líquida personalizada.

El panel de conexiones frontal, tras una tapa, incluye cuatro USB 3.0, un USB 3.1 tipo C, un conector de audio de 3.5 mm de cuatro polos, y botones de arranque, reinicio y control de RGB. Ese control de RGB es para la tira de ledes ARGB que se incluye con resalte de la cobertura de la fuente de alimentación. La caja tiene muchos otros detalles interesantes, como compatibilidad para un soporte de tarjetas gráficas para que el peso no las doblen, gomas para los pasacables, zonas para pasar tubos de refrigeración líquida en la parte inferior del frontal, filtros de aire, una tapa con ranuras PCIe para instalar bien la segunda placa base o una tapa sólida en caso contrario, etc.

El precio del modelo con ventana es de 139.90 euros, mientras que el modelo estándar cuesta 129.90 euros. Phanteks va a vender todo tipo de accesorios para esta caja, que suelen ser comunes a otras cajas. Pone de ejemplo la posible compra de un concentrador de conexiones RGB para los ventiladores, un adaptador para unidades de 5.25 pulgadas —paneles de información, por ejemplo—, más bandejas para unidades de 3.5 pulgadas, soporte y extensor para tarjeta gráfica vertical, ventiladores, tiras de ledes ARGB y más. Los 130 euros del modelo base luego se va a disparar de una forma u otra, ya sea al comprar ventiladores o al caer en la tentación de mejorar su interior.