Razer amplió su catálogo de interruptores mecánicos cuando presentó el teclado Ornata debido a que fue de los primeros en llegar al mercado con interruptores semimecánicos, o mecamembrana como le gusta llamarlos a la compañía. Son interruptores que tienen una sensación de tecleo como los de domo de goma tradicional, también llamados de membrana, pero con clic sonoro como los mecánicos. El resultado no pudo ser mejor, y más cuando estaba orientado a adaptar sus teclados a puntos de precio inferiores.

El nuevo Ornata v2 viene a ser una revisión del Ornata original, con sutiles mejoras en los interruptores de mecamembrana, la disposición de teclas y características general. Antes de empezar con el análisis, quiero agradecerle como siempre a Razer la colaboración.

Desembalado y características

Vídeo

Como es habitual en los productos de Razer, la presentación se hace en una caja negra y verde, bastante sencilla, pero dejando claro todo lo que acompaña al Ornata v2: iluminación RGB y reposamuñecas con interruptores semimecánicos. Nada más abrir la caja se puede ver pegada en la tapa el manual de instrucciones y la habitual tarjeta de agradecimiento por la compra. También se ve al teclado con una tapa de plástico para proteger a las teclas durante su transporte, por lo que llega debidamente embalado.

Al retirar el teclado se puede ver debajo de él el reposamuñecas, el cual tiene una alta calidad. Su acolchamiento está forrado con un cuero sintético de tacto muy agradable, con el logo de Razer en la parte central. Se sujeta al teclado de manera magnética, que es la mejor solución para facilitar ponerlo y quitarlo.

Ornata v2 de Razer
Dimensiones463 mm × 154 mm × 32.5 mm
Peso915 gramos
ConexiónUSB
Cable1.8 m
Interruptoressemimecánicos de Razer
Disposición de tecladoEspaña
Detección individual de teclas
Extrasiluminación RGB por tecla, reposamuñecas
PVPR99 euros

Sin el reposamuñecas el teclado tiene un tamaño de 463 mm × 154 mm × 32.5 mm y pesa 915 g, que es un tamaño y peso normal para un teclado completo. La cobertura del teclado está hecha de plástico de alta calidad, con cierto texturizado tipo granulado que le da una buena sensación al toque.

En la parte inferior se puede ver otro cambio realizado frente a anteriores Ornata como son las canalizaciones para sacar el cable del teclado hacia el centro del mismo, hacia su izquierda o su derecha, facilitando la gestión del cableado encima del escritorio. Los pies del teclado se pueden situar en dos posiciones de altura distintas, y tienen un material antideslizante, que es el mismo que el usado en la parte inferior del teclado en sí y del reposamuñecas.

Lo que más destaca de este Ornata v2 es la inclusión de teclas multimedia dedicadas, lo que incluye botones de reproducción/pausa, avanzar, retroceder, y una ruedecilla del ancho de una tecla para subir y bajar el volumen. El teclado también incluye tecla Fn para realizar atajos adicionales, y eso incluye combinaciones para grabar macros al vuelo y luego editarlas en Synapse 3.0. Este es el habitual programa de Razer de configuración de sus periféricos y del que ya he hablado largo y tendido. Es probablemente el más avanzado del mercado, aunque la competencia empieza a acercársele peligrosamente.

El teclado dispone de iluminación RGB configurable por tecla, y tiene un brillo máximo bastante alto por lo que puede destacar por sí mismo en la habitación en la que se use el teclado. Los interruptores mecamembrana de Razer son como los de domo de goma, también llamados de membrana, por lo que la tecla en sí presiona un domo de goma haciendo que este baje hasta hacer contacto con la placa base del teclado e interpretando la pulsación. La diferencia de estos semimecánicos es que se incluyen un clip en un lateral y una protuberancia en la tecla en sí que al bajar hará un clic sonoro.

Vídeo

Los interruptores de mecamembrana ahora tienen un clic sonoro un poco menos ruidoso, porque si se va a usar el teclado para escribir —que es algo que lo hace todo el mundo— lo mejor es que no moleste en ningún momento del día. El tecleo es muy bueno, no cuesta mucho acostumbrarse a la distancia entre teclas, con una buena retención en la pulsación de teclas como es costumbre en los de domo de goma. Suelo tener que recurrir a ellos de vez en cuando porque cuando hay semanas que me paso horas y horas tecleando me duelen al final las puntas de los dedos.

Solo lo consigo solucionar pasándome unos días tecleando con uno de domo de goma, cualquiera de esos baratos de 10 euros, y lo cierto es que con este Ornata v2 no llegaría a tener ese problema. Los de domo de goma tienen la pega que con el tiempo se van endureciendo y cada vez es más difícil teclear con ellos, pero suelen pasar años hasta que ocurre. No es algo que pueda comprobar en este análisis tras usarlo durante una semana. En el vídeo anterior podéis escuchar cómo suenan estos interruptores. También sirve para que veáis el brillo que tiene la iluminación, que es bastante alto.

Mecamembrana: lo mejor de dos mundos

ornata_v2_lateral.jpeg

Razer ha hecho los deberes con respecto a la primera versión de los teclados Ornata, o al menos ha solucionado un par de pegas que mi compañero le puso al Ornata Chroma. Se trata de que, al fin y al cabo, es un teclado de membrana y por tanto se necesita ofrecer más características para justificar su PVPR de cien euros. La inclusión del reposamuñecas de la calidad de este siempre me ha parecido estupendo, pero no era de recibo que no tuviera teclas multimedia dedicadas.

Para solventar ese problema, Razer ha incluido, ahora sí, controles multimedia, con una pequeña rueda de volumen. Me gusta. Esto convierte al Ornata v2 en un caro teclado de membrana pero con características completas, y se puede justificar fácilmente su PVPR. Obviamente el PVP irá bajando con el tiempo, porque incluso el Ornata Chroma está ahora por 70 euros —buena compra— frente a los 110 euros que tenía de PVPR.

Sea como sea, el Ornata v2 me parece un gran teclado, aunque no sea mecánico. Pero en este caso, y teniendo en cuenta que tecleo más que juego, me parece un teclado estupendo para escritores con dedos sensibles. Si te pasas horas y horas escribiendo cada día seguramente sepas a lo que me refiero. Además, con el ajuste de ruido de los interruptores se convierte en muy atractivo para los que quieren ese clic sonoro característico de algunos interruptores mecánicos.

Puntuación

9.1

sobre 10