Intel tiene que presentar a no mucho tardar los primeros procesadores Tiger Lake, los primeros de la 11.ª generación Core, y serán bastante interesantes porque llegarán con la nueva arquitectura Willow Cove. Es la apuesta de Intel por rehacer la caché de los procesadores, añadir algunas instrucciones nuevas y mejorar la seguridad de sus procesadores. Estarán fabricados a 10 nm+, por lo que parte de la mejora de Willow Cove de rendimiento y consumo se deberá a él. Ahora ha vuelto a aparecer uno de esos supuestos procesadores Tiger Lake por Geekbench, el Core i7-1165G7.

Ha sido puesto lado a lado con el Ryzen 7 4800U, otro procesador de bajo consumo, y que tiene una configuración de ocho núcleos con multihilo, además de una Radeon Graphics 8. El Core i7-1165G7 es uno de cuatro núcleos con multihilo y una gráfica integrada Xe de 96 unidades de cómputo.

En el rendimiento monohilo el Core i7 mejora en un 22 % el rendimiento del Ryzen 7 4800U, mientras que en el multihilo se queda solo a un 15 %, por lo que esa mejora de arquitectura Willow Cove puede darle a Intel el empujón de rendimiento que necesita para competir nuevamente con AMD en el sector de los portátiles. Aunque en general sean mejores los Ryzen 4000 que los procesadores actuales de Intel, al final la poca disponibilidad de equipos con los Ryzen 4000 está ensombreciendo su gran rendimiento.

En el apartado gráfico también quedaría por delante el Core i7 frente al Ryzen 7, y por un margen del 28 %, aunque sea en la prueba de OpenCL. Cómo funcionen comparativamente en juegos uno y otro está por ver.

lenovo_geekbench.jpg
tiger_lake_geekbench_comparison.jpg

Vía: Hot Hardware.